13 de enero – Celebramos el cumpleaños del guitarrista Trevor Rabin haciendo un repaso a su extensa y exitosa carrera

HOY CUMPLEN AÑOS:

  • 1954: Trevor Rabin, guitarrista sudafricano, de la banda Yes.
  • 1959: James LoMenzo, músico estadounidense, de la banda Megadeth.
  • 1977: El Chivi (José Córdoba), cantautor español.

FALLECIMIENTOS

  • 2007: Michael Brecker, saxofonista estadounidense (n. 1949).
  • 2010: Teddy Pendergrass, cantante estadounidense (n. 1950).

Trevor-RabinTrevor Charles Rabin nació en Johannesburgo, Sudáfrica, 13 de enero, de 1954. Es un músico mejor conocido por haber sido guitarrista y compositor del grupo de rock progresivo británico Yes desde 1983 hasta 1995, y desde entonces, como compositor de bandas sonoras.

Rabin viene de una familia de músicos de Johannesburgo, Sudáfrica, donde su padre fue el violinista principal de la Johannesburg Philharmonic Orchestra. Estudió en una escuela pública en Johannesburg, tomando lecciones formales de piano antes de descubrir la guitarra a los doce años de edad. Sus padres animaron su orientación hacia la música rock, aunque Rabin mantuvo su interés en la música clásica a lo largo de su carrera. Rabin también estudió brevemente orquestación, arreglo y conducción en la Universidad de Johannesburgo, como muchos connotados artistas de Sudáfrica.

Las influencias tempranas de Trevor Rabin incluyeron a Arnold Schönberg, Chaikovski, Cliff Richard y The Shadows, The Beatles y Jimi Hendrix. Él también se acercó con lo progresivo y el hard rock con sus primeras bandas en la escuela: The Conglomeration y Freedom’s Children. El último grupo era de músicos más maduros cuyas canciones cuestionaron a la politica del Apartheid del gobierno sudafricano. Durante este mismo período, Rabin llegó a ser un importante cantante, guitarrista y bajista de sesión, tocando con muchas bandas de jazz en Sudáfrica. Cuando Rabin cumplió 19 años cumplió con su obligación en el Ejército sudafricano, donde sirvió en la división de entrenamiento.

En 1974, Trevor Rabin formó su primer grupo importante, Rabbitt junto con Neil Cloud (batería), Robot Ronnie (bajo) y Duncan Faure (teclados, guitarra y voz). Rabbitt realmente empezó un año antes, durante el reclutamiento de Rabin en el ejército, pero realmente se fue en 1975 que se dio a conocer boca a boca con el concierto que dieron en el “Easy Club” en Johannesburgo. Su primer single se soltó en 1975, era un cover de Jethro Tull “Locomotive Breath”

el cual aparecería después en su álbum debut, Boys Will Be Boys con canciones originales destacadas escritas por Trevor Rabin.

El segundo álbum de Rabbitt, A Croak and a Grunt in the Night, se soltó en 1977.

Trevor Rabin llegó ganar un premio sudafricano por su co-producción en el álbum. Rápidamente lograron un contrato de grabación y distribución con Capricorn en los Estados Unidos, pero Rabbitt estaba imposibilitado de hacer giras en el extranjero debido al rechazo internacional de las políticas del apartheid contra Sudáfrica. Como resultado, Trevor Rabin decidió abandonar el país. Después de grabar un álbum sin Trevor Rabin, Rabbitt se disolvió ese mismo año.

Después emigrar a Londres en 1978, Trevor Rabin grabó su primer álbum como solista, Beginnings, el cual se salio al mercado simplemente como Trevor Rabin, con una lista de temas ligeramente diferente. Mientras algunas canciones recordaban su paso por Rabbitt, en general, el sonido de Rabin era un poco más estilizado anticipando lo que serían sus futuras realizaciones.

Su segundo disco se llamo “Face to Face” y salio al mercado en 1980, en el cual se encontraba este tema “Now”.

Justamente un año mas tarde Rabin publicaba nuevo trabajo “Wolf”

“Can’t Look Away” vio la luz con el sello Elektra Records. De este disco se rodo el videoclip del tema “Something to Hold on To” entrando en rotación en MTV.

Es así que en 1982, Chris Squire y Alan White incluyen como reemplazo de Page al joven guitarrista sudafricano Trevor Rabin, quien ya se había dado a conocer en una banda de glam rock en su Sudáfrica natal llamada Rabbit. De este modo se gesta un nuevo proyecto llamado Cinema, de corte más melódico, electrónico y pesado a sus trabajos anteriores, destacando el predominio de las vertiginosas guitarras eléctricas de Trevor Rabin con el contrapunto del bajo “Rickenbacker” de Chris Squire, y la relojería de precisión en la batería de Alan White. De las sesiones de este trío destacarían temas como “It Can Happen”,

“Make It Easy”, e

“It’s Over”, aparecidos como bonus tracks en la edición extendida de 90125 de Yes del 2004 por Rhino Records.

Sin embargo, aun sin teclista ni un sello discográfico, a finales de 1983 Chris Squire invita a Jon Anderson (quien en ese momento se encontraba desarrollando su carrera como solista, ya con tres álbumes editados) a oír la pistas demo de Cinema ante la posibilidad de incluirlo como cantante invitado en un par de temas. Una vez que Anderson estuvo en el estudio, rápidamente surgió la idea de reformar a Yes bajo este nuevo concepto, más contemporáneo, lo cual derivaría en el registro de 90125 (1983), con la bendición del sello Atlantic, y la producción de Trevor Horn, más la posterior inclusión de Eddie Jobson como nuevo teclista en gira de la banda. Es así como el nombre de Cinema es dejado a un lado para resucitar a Yes de sus cenizas, pese a las demandas de su ex-manager, Brian Lane, representando a su vez a Rick Wakeman y a Steve Howe. No obstante la demanda no prosperó, al reclutar finalmente a otro de sus miembros fundadores, el teclista Tony Kaye, desechando de este modo a Jobson, y obligando a la banda a contratar a un teclista profesional (Cassey Young) tras el escenario para ayudar a Kaye en las partes difíciles.

Al parecer, al principio, Rabin estaba un poco temeroso de aparecer ligado al nombre de esta legendaria banda progresiva, debido a que poco y nada tenía que ver con el sonido progresivo y sinfónico que caracterizó a esta banda en los setenta, sino además temía que el público lo comparará con el veterano Steve Howe, cuyo estilo era por lo demás completamente diferente, sin embargo, a poco andar perdió el temor, debido a la buena acogida por parte del público y la crítica más joven.

La nueva alineación grabó en 1983 junto su ex-compañero Trevor Horn, pero esta vez no como cantante sino como productor, el mencionado álbum 90125 (número de catálogo del LP en el registro de Atlantic Records). Este disco, con un sonido mucho menos progresivo y más accesible al público en general, supo combinar el virtuosismo y el talento de sus músicos, el carácter moderno y la intuición creativa de Trevor Rabin, más el talento y la visión comercial avalada por la experiencia en la música electrónica de Trevor Horn en la producción. El disco incluyó entre sus temas el exitoso single “Owner of a Lonely Heart” el cual llegó hasta el número uno de las listas de popularidad,

además de otros temas de éxito radial como “Changes”,

“Leave it”,

“It Can Happens”

y “Hearts”.

Gracias a 90125, la banda logra adherir una nueva generación de fans, con un sonido más cercano al Hard Rock ochentero, y con canciones de corte más comercial, más la presencia física y el despliegue de Rabin sobre el escenario, cosa avalada por los propios integrantes de la banda, terminó por revitalizar a la banda que se embarcó en una gira mundial que incluyó su exitosa participación en Rock en Río. De esta gira mundial proviene el vídeo 9012Live grabado en Edmonton, Canadá, el cual fue dirigido por Steven Soderbergh que se haría posteriormente mundialmente famoso con el film Sexo, mentiras y cintas de vídeo y nominado al Grammy como vídeo del año en 1985.

Una curiosidad de esta gira, planificada originalmente para Cinema, fue que lo abrupto del retorno de Yes, obligó a Rabin, que no era originalmente fan de la banda, a aprenderse y adaptar a su estilo las partituras de Howe literalmente en el asiento del avión.

El éxito de 90125 dio a Yes en 1984 el único Premio Grammy en su historia, gracias al tema “Cinema”, como tema instrumental del año.

Otra curiosidad de este álbum es que el tema “Owner of a Lonely Heart”, que se mantuvo al tope del Hot 100 del Billboard por cuatro semanas, fue incorporado luego de que la cinta que contenía la grabación original de Rabin fuese casualmente escuchada por Squire y White mientras la adelantaban buscando otro tema.

Pese a su éxito, la grabación de 90125, no estuvo exenta de problemas. Diferencias creativas entre Horn y Kaye dinamitaron la salida prematura de éste último en medio de la grabación, ausencia que se hizo notoria en el video promocional de “Owner of a Lonely Heart”, en el cual es sustituido por el teclista Eddie Jobson. Esta es la razón por la que parte importante del trabajo de teclados fue realizado por el propio Trevor Rabin. Finalmente Tony Kaye se reincorporó a la banda luego del lanzamiento de “90125” (las partes del video promocional en que aparece Jobson fueron editadas, al punto que apenas se le ve el rostro). La gira de 90125 fue tan importante para el grupo que les permitió llegar a países de Latinoamérica, tal su presencia en el recordado Rock in Rio ’85, primera edición de este famoso festival, celebrada en enero de 1985 en Brasil, llegando tras esto al cierre del tour, unos días más tarde, en febrero de ese año, en el Estadio de Vélez Sársfield en Buenos Aires, Argentina.

Tratando de continuar con la fórmula de “Owner of a Lonely Heart”, en 1987 se establecieron en la localidad de Carimate al norte de Italia, recluidos en un castillo acondicionado para la producción del nuevo trabajo en estudio. Sin embargo, en el proceso Jon Anderson ya cada vez más distante del giro que estaba tomando la banda por aquel entonces decidió retraerse al rol de mero cantante de sesión, dejando en manos de Trevor Rabin, tanto la composición como los arreglos de casi todos los temas del álbum. Esto, más los constantes conflictos del productor Trevor Horn con Tony Kaye ante la negativa de éste de ejecutar sintetizadores, y no hacer oídos a sus instrucciones técnicas, llegando incluso a grabar sus pistas en su acostumbrado Hammond en un estudio aparte para escapar de la tutela del productor, éste decide finalmente abandonar el trabajo de producción, teniendo que ser reemplazado a última hora por Paul DeVilliers (productor de la banda norteamericana Mr. Mister).

Esto, además de la notoria falta de protagonismo de los demás miembros de la banda, relegándose a si mismos a la categoría de mera banda acompañante, a diferencia de los discos anteriores, con el sello característico de Yes (incluyendo a 90125), hizo de Big Generator (1987) un suceso relativamente menor al exitosísimo trabajo anterior. Pese a todo, aún resultó ser un éxito en ventas a nivel mundial, con singles como “Rhythm of Love”

y “Love Will Find a Way”, llegando a destacar en las radios y en las listas de popularidad, tras luego de lo cual se embarcan en una exitosa gira mundial.

En 1989, Jon Anderson, cansado de su marginación creativa al interior de Yes, y desencantado del rumbo comercial que había tomado la banda junto a Rabin, decide volverse a reunirse en Paris con sus antiguos compañeros en Yes: el percusionista Bill Bruford (quien había participado por un tiempo junto a Robert Fripp y Tony Levin en King Crimson), el teclista Rick Wakeman y el guitarrista Steve Howe (quien acababa de cosechar un importante éxito en 1986 al lado del Ex-Genesis Steve Hackett con la super banda GTR, destacando con el single When The Heart Rules The Mind). Es así como juntos nuevamente vuelven a la escena musical con el nombre de Anderson Bruford Wakeman Howe, o “ABWH” grabando su álbum de estudio en la isla de Montserrat dándose a conocer con el single Brother of Mine.

En realidad este nuevo proyecto de Jon Anderson y compañía no era otra cosa que una nueva encarnación de un Yes más sinfónico y conceptual al modo de los setenta. Con un sonido marcadamente barroco, al modo de álbumes como Fragile o Going For The One, sin embargo, bajo un concepto más accesible al público contemporáneo, y la colaboración de músicos que ya habían participado en otros proyectos individuales de los integrantes de la banda como Vangelis en la composición de “Let’s Pretend” o Geoff Downes en “Brother of Mine”, más la influencia de la música del caribe propia del paradisíaco lugar en donde se registró el álbum. De este modo Anderson, Bruford, Wakeman y Howe volvían a reencantar a los viejos fans de la banda decepcionados con el tecno rock de orientación comercial de Trevor Rabin. No obstante, no pudieron usar el nombre “Yes”, puesto que le pertenecía legalmente al bajista Chris Squire. No obstante, no les impidió seguir adelante con el proyecto. De este modo, se lanzan a un tour mundial, junto con el eximio bajista Tony Levin de King Crimson, el cual no se encuentra registrado en el disco An Evening of Yes Music Plus, lanzado por Arista a principios de 1994, puesto que se encontraba enfermo, siendo sustituido para la ocasión por el excelente Jeff Berlin, viejo conocido de Bruford en el grupo homónimo que éste formó en 1976.

Ya para el verano de 1990 esta alineación se encontraba en París para el que sería el registro en estudio de su segundo álbum el cual tendría por nombre “Dialogue”, sin embargo, en medio de un estancamiento creativo, proyectado para agosto de 1990, es abortado a mitad del proceso de grabación, entre los interminables traslados entre el sur de Francia (en dónde Jon había mandado a construir un estudio especialmente habilitado en medio de una granja) y Londres, más la dificultad entre los mismos músicos de llegar a un acuerdo creativo en medio de estos traslados, esto y el hecho de ser considerado demasiado ecléctico para el público en general y costoso para la gente de Arista. Es así como un Demo con parte del trabajo abortado de ABWH circularía clandestinamente como bootleg con temas inéditos como “Make Believe”, “Santa Barbara”, “Hold Your Arms”, “Watching The Flags That Fly” y temas que aparecerían editados más tarde como parte de otros trabajos en solitario de Jon Anderson como “It Is Love”, en “Page Of Life” con el griego Vangelis en 1991, y “God with Southern Acent”, en Quantum Guitar de Steve Howe en 1998, y “Axis of Love” con la colaboración de Vangelis el cual habría sido vuelto a considerar durante las sesiones de Keys To The Ascension en 1996, darían cuenta de un sonido más íntimo y atmosférico con relación al álbum anterior.

Finalmente Jon Anderson y Steve Howe a pedido de Arista son conminados a abandonar Francia y trasladarse a Nueva York, en donde bajo la tutela de un nuevo productor finiquitarían su trabajo en estudio. El elegido resultaría ser Jonathan Elias, quien ya habría trabajado con Duran Duran años antes, y habría conocido a Jon Anderson durante la realización de su Requiem for the Americas, donde habría prestado su voz y su colaboración en la composición de un par de temas.

Mientras tanto en Los Angeles, la banda de 90125 se encontraba sumergida en la crisis de haber perdido a su voz principal hacía un par de años, y la consiguiente salida de Trevor Rabin ante lo que consideró el fin del proyecto iniciado en 1983. Es así que Chris Squire decide reclutar como nuevo guitarrista al joven estadounidense Billy Sherwood, quien había tenido una destacada participación en la banda World Trade, con un sonido melódico y accesible en el circuito de progresivo de EE.UU. De estas sesiones sin Rabin destacarían “Love Conquer All”, “Say Goodbye”, “Watching the World” y “Open Your Eyes”.

De este modo para marzo de 1990, un Yes en Nueva York (ABWH) y otro de Los Ángeles (con Squire, White, Kaye y el joven ex-World Trade Billy Sherwood) estaban preparando cada uno por su lado sus nuevos trabajos en estudio, cuando a mediados de Agosto de ese mismo año Anderson y Squire conversaron decidiendo combinar el trabajo de ambas bandas, más algunas pistas que por entonces se encontraba desarrollando Trevor Rabin en su estudio para un nuevo álbum solista en un set de 15 temas llamado “Union” con el arte gráfico del británico Roger Dean y la colaboración del productor Jonathan Elias con el Yes de Inglaterra (ABWH).

Es así como Jonathan Elias llega a tomar parte importante del proceso creativo de ABWH, dada las dificultades para trabajar con Rick Wakeman, Bill Bruford y Steve Howe, estos pasan a un segundo plano, justificando de este modo la inserción de diversos músicos de sesión como el guitarrista Jimmy Haun (reemplazando a Steve Howe en la mayoría de sus pistas), quien incluso llegó a igualar el sonido de Howe, confundiendo a los fanáticos más versados en el sonido de la banda. Sin embargo, el lanzamiento anticipado por parte de Arista Records, de un álbum con las versiones crudas de los temas para el que sería “Union”, ve la luz antes del lanzamiento oficial, bajo el nombre de Re-Union, para generar cierta expectación entre los fans, el cual da cuenta del sonido más crudo y cercano al de ABWH, el cual fue producido y alterado a fin de hacerlo más parecido al sonido del Yes de Los Ángeles.

De este modo, en el papel esto formó un “Mega-Yes”, con una alineación de ocho miembros: Anderson, Squire, Kaye, Bruford, Howe, Wakeman, White y Rabin. Sin embargo, en la práctica estas dos bandas nunca se reunirían o colaborarían en un estudio, realizando cada una de ellas su trabajo de manera totalmente independiente, por una parte Jonathan Elias y ABWH grabaron en Nueva York, mientras que Rabin y compañía lo harían en Los Ángeles, con la inclusión posterior de la voz de Jon Anderson por medio de la post-producción en estudio.

No obstante, para promocionar este álbum, se lanzó una exitosa gira por Norteamérica, Europa y Japón. Durante este tour Steve Howe sólo aceptaba de mala gana interpretar los temas de Trevor Rabin al punto de ausentarse del escenario durante muchas de las interpretaciones de los temas del repertorio del sudafricano. Sin embargo, Trevor Rabin llegó a establecer una gran amistad y afinidad de carácter desde entonces con el teclista Rick Wakeman, quienes con su sentido del humor y carisma suavizaron las asperezas y los egos individuales del resto de la banda, amistad que se reflejaría en la posterior colaboración de Trevor Rabin en el álbum de Rick Wakeman de 1999, Return to the Center of the Earth. Es así como, luego de terminada la gira en Japón en mayo de 1992, finalmente Steve Howe, Rick Wakeman y Bill Bruford, decepcionados por la intromisión y la mutilación en la edición final de su trabajo en estudio por Jonathan Elias, deciden abandonar el mega proyecto y retomar sus carreras en solitario, dejando el camino despejado a Trevor Rabin en Yes.

Jon Anderson, Steve Howe y Bill Bruford, ya sin Wakeman, aparecerían un año más tarde (1993) junto al bajista Tim Harries, los teclistas Julian Colbeck, David Palmer (ex miembro de Jethro Tull) y con la producción de Alan Parsons e Ian Anderson (Líder de Jethro Tull), más la adición de The London Symphonic Orchestra y The English Chamber Orchestra, en un álbum titulado Symphonic of Yes Music, un disco de grandes éxitos de la banda, con diversos arreglos orquestales de marcado estilo progresivo y la incorporación de un coro de Gospels (The London Community Gospel Choir) en donde se incluye el mismo Jon Anderson junto a su hija Debora Anderson.

Es así que en 1994, la alineación de Yes volvió a reducirse a Rabin, Squire, Kaye, White y el cantante Jon Anderson. Estos grabaron el álbum, Talk, que les permitió mantener la banda con vida y lograr unir en el trabajo en estudio por primera vez en la historia de Yes a Jon Anderson y Trevor Rabin. Sin embargo, y pese a lo moderno e innovador del formato digital durante el trabajo de grabación en el estudio (una verdadera novedad para la época) y la colaboración de Roger Hodgson (Supertramp) como co-compositor de “Walls”,

además de haber contado con el apoyo del multi-instrumentista y amigo de la banda Billy Sherwood en el escenario, el disco tuvo una fría recepción entre los fans, llegando a ser un total fracaso en cuanto a las expectativas de ventas para el sello discográfico (Victory Records) con relación al álbum anterior (Union), además de haber tenido diversos problemas con la promoción del tour mundial. Todo este clima, más la presión por parte de los fans más duros y críticos con el sonido techno de esta alineación que mantenía el nombre de Yes, terminó finalmente por empujar la salida de Rabin y Kaye de la banda, una vez terminada la gira promocional del disco.

Trevor Rabin nunca más volvió a Yes, pese a la insistencia de sus ex-compañeros Chris Squire y Jon Anderson, y se concentró en la realización de bandas sonoras en Hollywood hasta el día de hoy, entre esas bandas sonoras se encuentran Armageddon: The Score, 1998, Deep Blue Sea (Original Motion Picture Score), 1999, Gone in 60 Seconds, 2000… entre otras.  Dejando a un lado su carrera en la música rock, salvo en esporádicas apariciones en colaboración con otros músicos como Rick Wakeman y su Return to the Center of the Earth, de 1999

y sus incursiones como solista en dos álbumes: uno de covers llamado sarcásticamente 90124, que incluye las pistas originales de algunos temas de 90125

y Big Generator,

y otro en vivo de su gira como solista de 1989 (gira de su álbum I Can’t Look Away) llamado simplemente Live In L.A., ambos lanzados a mediados del año 2004.

Sin embargo, a mediados del 2006 se rumoreó que Jon Anderson y Trevor Rabin se habían reunido para grabar nuevamente juntos sin que a la fecha exista confirmación de ese rumor, ni tampoco detalles sobre el proyecto en el que habrían trabajado. De todas formas, todo indica que el éxito de Rabin como compositor de bandas sonoras para el cine ha frenado toda intención, tanto en lo que respecta a trabajos en solitario como a un eventual regreso a Yes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close