Adiós a la voz amable del rock & roll el MAESTRO Fats Domino

Jerry Lee Lewis, Fats Domino and James Brown

El pasado martes fallecía Fats Domino cantante y pianista de Nueva Orleans que no paro de encadenar éxitos entre 1949 y 1963.

Falleció el pasado martes en su ciudad natal Nueva Orleans a la edad de 89 años. Al paso del huracán Katrina en el 2005 ya se le dio por desaparecido, se negó abandonar la ciudad, a ser evacuado por el estado de salud de su esposa y fue rescatado en helicóptero.

Nació en 1928 en el seno de una familia humilde donde se hablaba el francés de los criollos de Luisiana y se practicaba la música con instrumentos que pasaban de padres a hijos. Siendo menor de edad Fats Domino se dedico profesionalmente a tocar el piano mientras trabajaba. En honor a su corpulencia y en recuerdo del recién fallecido Fats Waller, le bautizaron Fats Domino.

Su primer éxito llegara en 1949 y seria la canción The Fat Man (E, Hombre gordo) mostrando que no tenia ningún complejo con su obesidad. Fats Domino inicio su carrera musical con el sello discográfico  Imperial Records en el que se encontraba el trompetista y productor Dave Bartholomew que le ayudo a componer muchos de sus primeros éxitos.

Su música consiguió una formula única hasta la fecha, boogie woogie ralentizado, blues acelerado, todo cantado con calidez y picardía en píldoras de dos minutos. Una pieza importante en su éxito fue que supo rodearse de grandes músicos como Alvin Red Tyler, Earl Palmer, Lee Allen– que definirían el sonido del rhythm and blues de Nueva Orleans durante los años cincuenta. Se grababa en el estudio de Cosimo Matassa, actualmente convertido en una lavandería.

Cuando el rock & roll estaba en la cima mas alta Fast Domino había conseguido estar bien posicionado dentro de las listas de éxitos. Aunque no fue un camino de rosas por esa época existía la segregación racial: su Ain’t That a Shame (1955) fue eclipsada en ventas por la versión descafeinada del vocalista blanco Pat Boone. Al menos, Elvis Presley sí reconoció públicamente que Fats era el pionero del “nuevo ritmo”.

Uno de sus mayores éxitos Blueberry Hill (1956) era obra de un compositor de origen siciliano y, de hecho, ya había sido grabado por un paisano ilustre, Louis Armstrong.

Algunos de sus single que alcanzaron mas éxito fueron los temas Blue Monday (1956),

I’m Walkin’ (1957),

Whole lotta Loving (1958),

My Girl Josephine (1960) y, en ese mismo año, lo que se convertiría en uno de los himnos de su ciudad: Walking to New Orleans.

Su buena racha duró hasta 1963, cuando abandonó Imperial por ABC-Paramount, una compañía más potente pero menos imaginativa.

Cuando su éxito se termino, sabedor de que era un gran músico de directo se refugio en Las Vegas. Una mala idea, comenzó a gustarle el juego y perdió mucho dinero y llego a estar casi arruinado. A finales de los sesenta cuando el rock adquirió sentido de su historia y comenzó el fenómeno revival los Beatles entre otros artistas lo rescataron con temas como Lady Madonna de The Beatles es todo un claro ejemplo.

1968 fue el regreso de Fast con el disco “Fats Is Back” uno de los discos mas modernos que realizo, confeccionado por el productor Richard Perry con músicos de primera y un presupuesto generoso. Comercialmente, no pasó nada. Aunque Domino hizo algún otro álbum de estudio, volvió a vivir de los conciertos, sabiamente espaciados. Sin descuidar el glamour: viajaba con toneladas de trajes, zapatos y sus famosos anillos.

Hombre muy casero, pegado a sus raíces de barrio, procuraba no alejarse mucho de sus abundantes hijos, nietos y bisnietos. A partir de 1995, Domino abandonó las giras y solo se le podía ver puntualmente en escenarios de Nueva Orleans o circulando con su famoso Cadillac rosa.

Fue uno de los primeros veteranos en ingresar en el Rock and Roll Hall of Fame en 1986. Recibió un Grammy honorífico pero ya no quería más ceremonias. También evitó ir a la Casa Blanca a recoger la Medalla de las Artes. Fuera de los honores oficiales, en los vaporosos ámbitos de lo cool, su música risueña quedó opacada por las turbulencias vitales de coetáneos como Little Richard, Chuck Berry, Jerry Lee Lewis o el mismo Elvis: no fue protagonista de escándalos.

De los 13 pioneros originales, solo quedan tres; Don Everly de The Everly Brothers, Little Richard y Jerry Lee Lewis.

Su amigo Jerry Lee Lewis se despidió de el así

Fue un día muy triste saber de mi querido amigo Fats. Pasamos muchos buenos momentos juntos, desde rockear en el camino hasta pasar el tiempo en casa de los demás para disfrutar de una buena cena campestre. Los dos somos pianistas de Louisiana. . Lo amo, y ahora lo extraño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close