Este miércoles 15 de septiembre Antonio Hernando publica su nuevo disco, que estará disponible en plataformas digitales. La Liturgia Eléctrica

0
229


Búsqueda incesante: así podemos describir la carrera musical de Antonio Hernando. El jiennense pronto arañó su primera experiencia en un estudio, publicando en 2010 un álbum en solitario (“Haciendo Ruido”), grabado en Oxford (Reino Unido), con el que se recorrió bajo el brazo todos los garitos de cantautores de la capital del oso y el madroño. Fue entre estos neones cuando se unió a Álvaro Laguna y Dani Fernán, con los que montó el proyecto artístico “Los Tres en Raya”, que desembocó en un álbum en directo, “LIVErtad 8”, grabado en el emblemático templo de canción de autor del mismo nombre, curtidos ya en mil batallas en carretera. Sin embargo, el infatigable Hernando hizo realidad su sueño de banda adrenalítica con “La Banda de Trapo” (previamente “Petete & La Band”, cuya denominación fue cambiada por problemas legales), cuya coctelera sónica quedó registrada en dos álbumes, “Rumbanouche’n’roll” (2013) y “Aswing son las cosas” (2015), toda una fanfarria callejera con toques de swing, rumba y música balcánica. Pero lo mejor estaba aún por llegar.

Tras las primeras giras en solitario por Europa (Italia, Inglaterra, Francia, Bulgaria, Polonia, Eslovaquia, Alemania, Portugal, Austria, República Checa, etc), nuestro trovador Antonio Hernando decidió renacer bajo su nombre de nacimiento, publicando “Los 30 Aullidos de Antonio Hernando” (2017), producido por Miguel Marcos (Le Voyeur), un disco que dejó boquiabiertos a público y prensa por su sonoridad poética y nocturna al más puro estilo Tom Waits, con versos licántropos y etílicos con la luna llena como protagonista. Tras una incansable gira, y el paso por países como Grecia, Chipre, Holanda o Marruecos, el cantautor volvió de nuevo al estudio con Miguel Marcos para firmar “El Viaje Infinito” (2019), un homenaje al folclore mediterráneo y las melodías de raíces, con el que llegó a cerrar el año en 60 conciertos, incluyendo Nueva York (EE.UU.), con actuaciones en los sitios más emblemáticos del histórico barrio de Greenwich Village. Ni la inesperada pandemia llegó a frenar su creatividad: en junio de 2020 publicó “Entre Bleecker y Bourbon Street”, un álbum de versiones grabado durante el confinamiento, y rescató un viejo directo de 2017 lleno de confeti y sabor circense: “El Cabaret de Aulladores Licántropos”, con una banda de lujo con ex miembros de Le Punk. Y así hemos llegado al momento actual, sin duda, su mayor estado de forma en los últimos 15 años.

Y es que, al fin, quizás hemos llegado al corazón musical de Antonio Hernando. El del enamorado de los vinilos, el rock añejo y los grandes mitos y santos sagrados. A ellos les ha dedicado “La Liturgia Eléctrica” (2021) su nuevo álbum, grabado de forma totalmente analógica en los Estudios ACME de Asturias, producido por Miguel Herrero. Once canciones que beben del soul, el góspel, la sonrisa de derrota de Nueva Orleans, y cómo no, el rock and roll, en mayúsculas. Todo ello sin descuidar sus característicos versos, donde invita al oyente a reflexionar sobre la vacuidad de este nuevo mundo frenético y tecnológico cada vez menos tangible. Además, nuestro nostálgico erudito cuenta con la colaboración de Aurora García (Aurora & The Betrayers), quien acompaña a las voces a Meri Moon y Laura Chicón, así como el indestructible Dani Herrero al saxofón. Sin duda su álbum más maduro y redondo, el de este artista inclasificable, que como vemos, no deja de acumular discos y experiencias.

Documento sin título

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí