Tu debut con Soul Garage Experience es un soplo de aire fresco para el soul, el blues y la escena del rock. ¿Cuándo empezaste a escribir este álbum?

Muchas gracias. Inconscientemente lo llevo escribiendo desde hace bastante tiempo. Esta es una colección de canciones que he ido componiendo poco a poco y que nunca logré completar, probablemente porque se estaban volviendo demasiado funky-soul para el nuevo álbum de mi otro proyecto Supersonic Blues Machine. También escribí otras canciones mientras estuve encerrado por culpa de la Covid 19.

Para esta banda cuentas con el batería de Jane’s Addiction Stephen Perkins, al teclista Diimon Meeks y el guitarrista Derek Day, quien estuvo de gira con Steve Vai por un tiempo. ¿Qué crees que aporta cada uno de ellos al proyecto?

Todos estos tipos son muy queridos para mí. Soy fanático de lo que están haciendo ahora o de lo que han hecho hasta la fecha. Estos son los chicos con los que me gusta tocar mientras estoy en la ciudad, conectan conmigo de una forma u otra. Perkins, yo mismo, Alex Alessandroni y Garrett Holbrock ya estábamos haciendo cosas juntos siguiendo una sugerencia del gran Robben Ford, después de un espectáculo en Kalamazoo. Conozco a Derek desde que tenía 16 años y vivía en la calle el 3er. Street Promenade en Santa Mónica y siempre he sido fan suyo. Diimond y yo hemos trabajado juntos de forma intermitente durante al menos 15 años y todos los demás, son simplemente parte de mi familia muy cerca dentro del entorno de la música. Todos son gatos con una personalidad muy distinta, así que siempre que hacen algo con Soul Garage, están invitados a presentar su mejor interpretación y sonido propio… y eso es exactamente lo que hacen.

También colaboraste con Steve Vai por un tiempo, específicamente para el álbum «Fire Garden». ¿Todavía tienes contacto con él?

Vai es mi hermano mayor, somos amigos muy cercanos y, a menudo nos juntamos para hacer una gran cena familiar al estilo italiano, él me deja cocinar, mientras que se encarga de los postres. Ese álbum fue una gran bendición para mi carrera porque realmente me puso en el mapa como ningún otro trabajo lo había hecho antes. Steve y yo hicimos muchos proyectos juntos, e incluso llegué a producir su gira con la Evolution Tempo Orchestra (¡¡¡¡el espectáculo de Madrid fue increíble!!!!) Y también el DVD que lo acompañó. Además hicimos algunas cosas juntos para el Deep Purple Estate en celebración del 40 aniversario del álbum Machine Head. Produje una versión de Highway Star con él en la guitarra, Glenn Hughes a la voz y bajo, Chad Smith a la batería y Lachey Dolan en el hammond, fue surrealista. Siempre voy a estar en deuda con Steve y no solo musicalmente hablando.

Volviendo al álbum; En la canción «Ain´t No Givin´Up», el solo de guitarra de Derek es uno de los más creativos que he escuchado últimamente. También se adapta muy bien al estilo. ¿Estás de acuerdo?.

Derek es un fenómeno, ¡y todos sabemos que es el futuro gran artista por descubrir!. Tenemos una gran interacción y me encanta cómo me permite dirigir su forma de tocar para ajustar su aportación al máximo dentro de la canción. Como probablemente habrás notado, esta banda es Rootsy Rock, es Americana, es Soul & Funk, pero también Alternativa. Siempre trato de tener todos estos colores presentes en cada canción, y aunque todo viene del Blues, no quería que él comenzara a imitar a BB King o Clapton y estoy extremadamente orgulloso de lo que hemos logrado a través de este enfoque distinto.

Diimon canta en varios temas y tengo que decir que me gusta mucho el timbre de su voz. Me recuerda a Glenn Hughes, ¿estás de acuerdo?

Al igual que Big Daddy Glenn, Diimond no solo es un cantante, ¡es un monstruo! Tiene una

profunda base de música de iglesia arraigada y ambos compartimos este loco amor por la música Soul de los años 60 y 70. Una de sus principales inspiraciones es el único Stevie Wonder, que en realidad resulta ser el cantante favorito de Glenn, por lo tanto no me sorprende que encuentres puntos en común con él.

Lo mismo ocurre con Bette Smith, que aporta su poderosa voz a la canción «With Or Without You». A pesar de que tu eres el cantante principal en este álbum, has demostrado tu capacidad de trabajo en equipo.

Soy y siempre seré productor. Para mi, como cuando cocinas, al final todo está en el equilibrio de los ingredientes. Un plato es más bienvenido y exitoso cuando todos los ingredientes conviven en perfecta armonía, y eso es lo que trato de lograr en cada disco que produzco. En este aún más, ya que es muy, muy personal. Te cuento un secreto; este es el primer disco en el que canto. Nunca pensé en ser cantante, nunca me he preocupado por serlo. A mediados de mi adolescencia me diagnosticaron una afección de las cuerdas vocales, así que nunca me cultivé en el canto. Luego, a lo largo de los años, sin una agenda, comencé a cantar demos de las canciones que escribiría, sabiendo que alguien las cantaría por mi. Nunca lo vi como algo especial hasta que mi esposa y una vez más Billy F Gibbons me dijeron: ¿Por qué no cantas tus cosas? Y eso fue todo.

Además de los músicos habituales, en este álbum ha habido muchas colaboraciones de gente como Hermann Matthews, Kenny Aronoff, Bette Smith, Alastair Greene, Dylan Meek y otros. ¿Cómo los has ido reclutando para el proyecto?

Cuando decidí darlo todo por este proyecto y terminé de escribir todas las canciones que tenía sin acabar, iba trabajando canción por canción, buscando la dirección que quería que llevase. Automáticamente cada músico fue viniendo a mi cabeza de manera natural. Todos son amigos y artistas únicos, les fui preguntando y fueron aceptando. Podría haber contado con otros artistas que también quería tener cerca, pero aunque no pudieron unirse al proyecto, todas esas puertas ya están abiertas para el futuro.

Hay una canción que se llama «Radio», que tiene un desarrollo maravilloso y en la que hay también un trabajo de bajo sensacional, con ciertas influencias de Billy Sheehan y su trabajo con artistas como David Lee Roth o Steve Vai, ¿verdad?

Gracias de nuevo por las felicitaciones. Me gusta que menciones esa canción, ya que es una de mis favoritas. Conozco muy bien a Billy, somos amigos y él es un músico icónicamente monstruoso, pero ya pasé la etapa de tratar de aprender lo que él hace, porque eso fue como hace 20 años. Ahora soy un tipo de RnB y Blues Soul Funk, al que le gusta demasiado el Rock Hard. Mi forma de tocar seguramente tiene muchas influencias de Larry Graham, John Paul Jones o Flea y posiblemente también de Billy, pero en última instancia, es el extremo inferior de mi estilo y una mezcla de todo lo anterior. Me alegra que a la gente le guste, pero me preocupa más cómo suena el bajo dentro de la canción, en vez de destacar haciendo solos en más de la mitad del disco.

El título del disco invita a pensar que habrá más volúmenes de Counterfeited Soulstice, ¿cuál es tu idea al respecto?

Puedes contar absolutamente con eso. Counterfeited Soulstice es una recopilación de los diferentes sonidos que siempre han formado parte de mí. Hay tanto de James Brown, como de Bob Marley o Hendrix y los Black Keys. Teniendo en cuenta la enorme piscina en la que estoy pescando mi inspiración, me sorprendería no continuar la saga.

Cambiando de tema; Ahora que apenas hay conciertos, ¿cómo ha sido la vida para un músico como tú en tiempos de pandemia y cómo has visto cambiar la escena en los meses recientes?

¿Honestamente? ¡Muy deprimente! He visto a colegas perder su cabeza por la aniquilación financiera y con sus manos atadas a la espalda. En esta sociedad solo somos buenos si producimos, cuando ya no producimos más, entonces somos repudiados. En pocas palabras, según muchos, solo somos bufones de la corte glorificados: no somos esenciales. Ha sido muy difícil, pero espero que todo esto nos haya ayudado a aprender una buena lección.

Algunas personas hablan de la forma insuficiente en que el gobierno de EE. UU. Ha ayudado a los artistas y a los músicos en situación precaria. ¿Crees que se podría haber hecho más?

Los músicos han estado jodidos durante años. En los últimos 20 años, nos han tratado como una especie de leprosos, sin derechos ni voz. Hay leyes que no solo no se están implementando (y Dios sabe por qué), sino que la mayoría de estas leyes son obsoletas y no pueden regular la realidad compleja y en constante evolución del negocio de la música y los derechos de los autores e intérpretes. Si el gobierno realmente quisiera ayudar a los músicos, debería haber comenzado hace 16 años, cubriendo lo que te acabo de decir. No me malinterpretes, hay ayudas por desempleo y muchas subvenciones privadas de asociaciones como MusicCare (el Grammy), las cuales nos han estado ayudando a todos a mantener las luces encendidas, pero ahora estamos cansados, no queremos limosnas, queremos volver a trabajar, pero con el respeto que se le da a cualquier otro sector laboral de la sociedad actual.

El guitarrista estadounidense Joe Bonamassa creó una fundación para ayudar a los músicos sin trabajo debido a la pandemia, ¿qué opina de este tipo de iniciativas por y para músicos?

Bien por Joe por estar haciendo lo que está haciendo. Nunca es suficiente, déjame decirte. En primer lugar somos una categoría que se malinterpreta y se descarta fácilmente. La gente piensa que todos los que se suben a un escenario tienen el patrimonio neto de Beyoncee o estamos sobrados de dinero, pero la realidad es bastante diferente. Por cada Beyoncé hay al menos 2 o 3 millones de colegas que viven vidas muy desafiantes y sin saber de dónde vendrá el próximo cheque de pago o incluso si mantendrán su cobertura de salud durante los próximos 6 meses… así es difícil. No me malinterpretes, hay muchas cosas maravillosas de gente que hace grandes cosas. En mi caso, he estado involucrado activamente con 3 diferentes organizaciones benéficas: guitars4vets.com the guitar wrist.com y upwardboundhouse.com Y tengo que decir que incluso si doblásemos nuestras ayudas, seguiría siendo insuficiente.

La pandemia ha hecho que las personas sean más creativas, o al menos han tenido más tiempo para crear. Mucha gente ha grabado discos o escrito libros, ¿no crees que la escena se ha saturado un poco?

¿Un poco? (risas) Todos, incluido tú, tenemos al menos 4 redes sociales activas, una suscripción a una plataforma de películas, un podcast, un video show y una lista interminable de Zooms… «Tenemos que hacer eso», pero a veces desearía poder desconectar y recuperar lo que teníamos antes cuando internet no era tan relevante en nuestras vidas.

Tu otra gran banda en este momento es Supersonic Blues Machine, junto con El legendario Kenny Aronoff y el prometedor cantante y guitarrista Kriss Barras. ¿En qué situación estáis ahora mismo?

Tenemos un nuevo disco que hemos preparado en el último año. Estamos muy entusiasmados con eso y con poder actuar en todas partes con él.

Documento sin título

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí