María Guadaña presenta Caballero

0
82

“Pasaste de ser caballero a ser mi caballo”

“Caballero” no se hace, se nace.

María Guadaña saca los cuchillos afilados para hablar de las relaciones tóxicas. Por un camino que transita por la sutileza y la rabia, siempre con la poesía y el corazón por bandera. Al descubierto, sin armadura.

Hacer arte de los platos rotos no es fácil. La música de María Guadaña revuelve, pacifica y equilibra la dudosa rentabilidad emocional.
Pura biología de la excitación. 

Hay que tener muchas agallas y un gran corazón para sentir como la Guadaña… Ella es coherente en sus vísceras y bella en sus invocaciones. No todos pueden decir lo mismo.

 «No entiendo porqué la gente miente en el amor… cuando la entrega es sincera y generosa, sin pedir nada a cambio, ofrecer un futuro, que de partida se sabe incierto, es traición, no solo a quien se le dice sino al propio hecho de amar. Blasfemia, sacrilegio, deshonra para tus latidos. Aun así, te deseo lo mejor, donde estés, con quién estés…ni aquí, ni conmigo.». María Guadaña

Documento sin título

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí