Con soldouts en sus tres jornadas y un crecimiento indiscutible en sus escenarios de mañana y tarde. Así despidió ayer la ciudad de Cazorla la que sin duda es su cita cultural más importante a lo largo del año.

15 julio de 2019. El veinticinco aniversario del BluesCazorla era la efeméride perfecta para contrastar la buena salud del festival y sin duda se encuentra en su mejor momento, con un cartel con pocas concesiones a otros estilos y reforzando la propia identidad del festival, la del blues en todas y cada una sus vertientes, una formula que ha funcionado a la vista de las cifras generales. Una ocupación del 100% en toda la comarca de la sierra de Cazorla, soldouts en sus tres jornadas en el escenario Cruzcampo y cifras récord en los escenarios de mañana.  

Entre los momentos más destacados, las actuaciones de Maceo Parker, con una de las formaciones más solidas y completas del festival, la genialidad del guitarrista EricBibb. Además destacable el combo de «Chicago plays the stones» que firmaron algunos de los mejores momentos del festival. Junto a ellos en la jornada del sábado destacable las apariciones estelares de Little CharlieDuke Robillard o Corey Harrys, con actuaciones que quedaran, de nuevo, en la memoria de estos 25 años de BluesCazorla.  Pero si hablamos de «momentos para la historia» del festival, ese este año lo firmo la Caledonia Blues Band. Casi dos décadas sin volver a juntarse sobre un escenario y la noche del jueves parecía que no había pasado el tiempo desde su última vez juntos, una de las actuaciones más contundentes del festival que volvió a «calcar» con la misma fuerza aquel sonido «made in caledonia» que les convirtió en la década de los 90 en referencia absoluta del blues de nuestro país.   

Para terminar un año más – desde la organización del festival – agradecer a instituciones, patrocinadores, bandas, oficinas de producción, trabajadores y colaboradores, pero sobre todo al público y vecinos de Cazorla, su absoluta implicación y empuje para que el festival siga creciendo y lo haga desde el equilibrio y el máximo respeto con el entorno donde se celebra, uno de los destinos de interior más importantes de nuestro país y zona de máxima protección medio ambiental, punto sobre el que el festival hace especial hincapié colaborando con colectivos y asociaciones implicadas activamente con esas iniciativas.  

En definitiva, muchas gracias a todos por hacer que estos 25 años hayan sido la reafirmación de que en nuestro país hay hueco para propuestas tan especiales como la nuestra, nos vemos en 2020. Keep the blues alive!!

Documento sin título

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here