LH: Las Noches De Sergio Carro Con “el ELEFANTE BLANCO”

0
1961

…o lento… y sobre la marcha los días previos se unieron Carlos y Javi (a éste le venía bien un ritmo conservador pues se enfrentaba en abril a su primer maratón tras poco más de año y medio corriendo, pero es que es un portento, tiene una capacidad tremenda, en campo es una bestia, con este por ejemplo hice la Media de Fuencarral a ritmo de 5:55, ese día era yo el que “llevaba”, tratando de ser conservador, de “bajarle los humos”, haciéndole ver que en su primer maratón tenía que ser capaz de hacer 21 km silbando).

Los tres “tiraron” a la basura sus inscripciones, sus opciones de hacer un carrerón por acompañarme, me vieron rabiar y llorar a mitad de carrera cuando tenía dolor en cada pisada pero mi puñetera cabezonería me hacía seguir y llegué a meta roto (te adjunto foto), una media maratón que hago en 1:50 / 1:51… invertí casi media hora más y nada más entrar en meta me notaba tal como se ve, retorcido, contrahecho, contracturado, creo que es la primera vez que pensé “hasta aquí llegó esto de correr”.

Y llegué unos segundos antes que ellos pues en un giro algún gracioso rompió una cinta y me comí unos metros… no volví atrás pues si paraba y giraba sobre mis talones yo creo que me hubiese quedado ahí, no hubiese arrancado… entré en meta, me giré esperándolos y de verdad que no tiene precio, Ceci se vino inmediatamente a por mí, nos abrazamos y pese a su sonrisa en meta me dijo al oído “no quiero volver a correr contigo así”, cosa que me hizo tomarme con calma las siguientes semanas para recuperar un poco, acto seguido nos abrazamos los cuatro y me emocionó muchísimo aquello, durante este año no es la primera vez que hemos sacado estas fotos a relucir, fue un momento muy especial, amistades que nacen entrenando y corriendo con gente que sabes que van a estar ahí muchos años, ellos hicieron lo mismo que yo haría por ellos o por otros muchos que conozco…

Documento sin título