THEO LAWRENCE
& THE POSSUMS

El joven músico independiente franco-canadiense entierra sus raíces en las canciones country de los 50 y los 60, con elementos vintage del soul, el pop y el rock de la época, respetando la tradición y manteniendo el pulso de los tiempos modernos. Nueva Orleans en estado puro, rock n’ roll clásico al estilo Memphis, rockabilly, country & western, bailoteos tex-mex, y el sonido pantanoso de la Creedence

JUEVES, 2 DE DICIEMBRE
SALA CLAMORES, MADRID

20:00 h. Apertura de puertas / 20:30 h. concierto
Compra tu entrada aquí
Nueva Orleans fue fundada como colonia francesa y su multiculturalidad sigue plagada de referencias a aquella Luisiana y su legado cajún. Si emprendemos el camino en dirección opuesta, siguiendo el rastro de la música de los pantanos y la coctelera rítmica del Mississippi hasta Burdeos, encontraremos a Theo Lawrence, un joven músico, cantante y compositor independiente franco-canadiense. Hay en su música muchos condimentos de la ahora Louisiana y su efervescente cruce de culturas; también rock n’ roll clásico del que nació en la órbita de Sun Records en Memphis, el compás trotón del rockabilly country de Johnny Cash y sus secuaces, pinceladas vaqueras de outlaws pioneros del country & western como Marty Robbins o Micky Newbury, la larga sombra fronteriza de Doug Sahm y sus bailoteos tex-mex, y muchos ecos de las arremetidas del ‘bayou’ de la Creedence. De los matices soul y góspel de su primer álbum, ‘Homemade Lemonade’ (2018), Lawrence abrazó los sonidos mestizos del sur norteamericano en ‘Sauce Piquante’ (2019), producido en el corazón de Georgia por el mismísimo Mark Neill (artífice del ‘Brothers’ de los Black Keys) y los ha seguido explorando en tono ‘oldie’ en sus singles más recientes.
El arqueólogo de la “american music” y estratosférico guitarrista y compositor Deke Dickerson firma la nota de contraportada del disco de Theo, y sus palabras dejan claro el talento que tenemos delante: “Justo cuando había perdido toda esperanza, llega hasta mis manos navegando por el río de la música algo como esto. Parece que sigue habiendo futuro, solo hacen falta tres acordes y una mente joven y fértil. Si este disco no es un éxito, ¡me como mi sombrero!”. Y ahí está Lawrence, esperando a que llegue su momento. Ponga un poco de salsa picante a su vida, mon dieu!
Documento sin título

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí