Hoy cumplen años:

  • 1940: John Lennon, músico británico, de la banda The Beatles (f. 1980).
  • 1941: Chucho Valdés, músico cubano.
  • 1944: John Entwistle, bajista británico, de la banda The Who (f. 2002).
  • 1958: Al Jourgensen, músico estadounidense, de la banda Ministry.
  • 1969: PJ Harvey, cantautora británica.
  • 1973: Terry Balsamo, guitarrista estadounidense, de las bandas Limp Bizkit y Evanescence
  • 1975: Sean Lennon, músico estadounidense.
  • 1978: Nicky Byrne, cantante irlandés, de la banda Westlife.

Dionisio Jesús Valdés Rodríguez, más conocido como Chucho Valdés nació en Quivicán, Cuba, 9 de octubre de 1941. Pianista cubano de jazz afrocubano, fundador del grupo Irakere.

Ganador de nueve premios Grammy: seis Grammy Awards y tres Grammy latinos y acreedor de muchos doctorados, Dionisio Jesús «Chucho» Valdés Rodríguez es natural de Quivicán, provincia de La Habana, Cuba.

Nacido en 1941, el pianista, compositor, profesor de música, arreglista musical y director de grupo comenzó su formación musical en la infancia, en su casa, bajo la influencia de su padre “el gran Bebo Valdés“, y su madre, Pilar Rodríguez, profesora de piano y cantante. A la edad de 3 años ya tocaba al piano las melodías que escuchaba en la radio, de oído, con las dos manos, en cualquier tono. El ambiente musical de la familia le permitió adentrarse con soltura en el conocimiento de los más diversos estilos y géneros de la música.

A la edad de cinco años recibió clases de piano, teoría y solfeo con el profesor Oscar Muñoz Boufartique, estudios que culminaron en el Conservatorio Municipal de Música de la Habana a la edad de catorce años. Perfeccionó sus conocimientos en clases privadas con Zenaida Romeu, Rosario Franco, Federico Smith y en composición con Leo Brouwer.

A la edad de quince años formó su primer trío de jazz con Emilio del Monte y Luis Rodríguez. En diciembre de 1958 trabajó como pianista en los hoteles Deauville y St. John de La Habana. En 1959, hizo su debut con la orquesta ‘Sabor de Cuba’ dirigida por su padre, con la cual acompañó a muchos importantes cantantes de la época como Rolando Laserie, Fernando Álvarez y Pío Leyva.

Entre 1961 y 1963 trabajó como pianista en el Teatro Martí, Salón Internacional del Hotel Habana Riviera y en la orquesta del Teatro Musical de la Habana. En este último año, y por recomendación de Leo Brouwer, creó simultáneamente su combo al que en 1965 le agregó un cantante llamado Amado Borcelá, más conocido como «Guapachá», trabajo con el que se abrió un nuevo camino en la música popular cubana: era como el preámbulo de Irakere ya que algunos de sus fundadores lo acompañaban.

En 1967 incursiona en la Orquesta Cubana de Música Moderna, bajo la dirección de los maestros Armando Romeu y Rafael Somavilla. Maduran en Chucho sus conocimientos, consolidándose como líder del grupo. Dentro de la misma retoma la idea del combo, en formato quinteto y en 1970 debuta con el mismo en el Festival Internacional de Jazz Jamboree en Polonia, convirtiéndose en el primer grupo cubano que participó en un festival de este género en el extranjero, donde es felicitado por Dave Brubeck y ubicado Chucho, por primera vez, entre los cinco mejores pianistas del mundo junto a Bill Evans, Oscar Peterson, Herbie Hancock y Chick Corea.

En 1972, después de grabar el LP Jazz Batá con Carlos del Puerto y Óscar Valdés,

Chucho decide ampliar el formato añadiendo metales y batería, funda entonces en 1973 Irakere, considerado el grupo más importante en la historia de la música cubana en la segunda mitad del siglo xx, una explosiva mezcla de jazz, rock, clasicismo y música tradicional cubana, un sonido nunca antes escuchado que revolucionó la música latina. Con Irakere desarrolló una amplia labor creadora que conjuga las raíces de nuestra música con los más contemporáneos medios expresivos, con obras de gran trascendencia como «Misa negra»

y «Shaka zulu», ambas para orquesta sinfónica e Irakere.

En 1998 comenzó a trabajar con un formato cuarteto y la vocalista Mayra Caridad Valdés, con énfasis en el piano como solista y voz líder del mismo.

Nuevas experimentaciones musicales lo llevan a concebir a finales de 2009 ‘Chucho Valdés y los Afro-Cuban Messengers‘, formato con el que grabó el multipremiado disco Chucho´s Steps con su sello Comanche y con el cual realizó exitosas giras mundiales entre 2010 y principios del 2012.

En el recién concluido 2012 Chucho nos sorprende con su nuevo quinteto, una combinación musical perfecta, mezcla de los insustituibles Yaroldy Abreu —percusión— y Dreiser Durruthy Bombalé —batá y voces—, junto a la más joven generación del jazz cubano que proponen una dinámica increíblemente innovadora y contemporánea: Gastón Joya —bajo— y Rodney Barreto —batería—. Con este formato acaba de grabar a finales del año su última producción discográfica Border-free, con su propio sello Comanche,

y también inauguró el 28 Festival Internacional Jazz Plaza, en lo que constituyó el preestreno en Cuba de dicho formato y del disco, con un rotundo éxito de crítica y de público.

Chucho Valdés considera que no es descabellado abrirse ante la gran diversidad de géneros musicales que existen en el mundo, e incluso, innovar otros.

nosotros lo que hacemos es una nueva versión que puede llamarse afro cuban jazz, que vale tanto como cualquier otro ritmo. Y mientras más géneros se abran, más cultos seremos y tendremos más posibilidades para triunfar,

aseguró el pianista, de 60 años, en diálogo con una periodista.

​ 

Documento sin título

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here