Hoy cumplen años

  • 1942: Brian Jones, músico británico, de la banda The Rolling Stones (f. 1969).
  • 1977: Jason Aldean, cantante estadounidense.

Hoy hubieran cumplido año

  • 1985: David Byron, cantante británico, de la banda Uriah Heep (n. 1947).

Lewis Brian Hopkins Jones nació en el Park Nursing Home en Cheltenham, Gloucestershire, el 28 de febrero de 1942. Un ataque de crup en la edad de cuatro años lo dejó con el asma, que se prolongó durante el resto de su vida.​ Sus padres de clase media, Lewis Blount Jones y Louisa Beatrice Jones eran de ascendecia galesa. Brian tuvo dos hermanas:. Pamela, quien nació el 3 de octubre de 1943 y que murió el 14 de octubre de 1945 de leucemia, y Barbara, nacida en 1946.

De poco afecto al deporte (siendo, no obstante, un gran nadador), durante su adolescencia fingía enfermedades para evitar jugar al fútbol y al críquet con sus compañeros de la escuela: inventaba ataques de tos (aprovechándose de su asma) o renqueaba súbitamente. Le fue muy bien en la escuela secundaria, que terminó con notas brillantes. Precisamente, en la Dean Close Junior Public School debutó como músico a los 15 años, como clarinetista de la orquesta. En 1957 escuchó por primera vez los discos de Charlie Parker y convenció a sus padres de que le compraran un saxofón.

Al igual que Charlie Watts, Brian entró en la música a través del jazz, pero luego se volcó al blues más tradicional: artistas como Muddy Waters, Sonny Boy Williamson y Elmore James. Por el contrario, Jagger y Richards respetaban a estos músicos, pero preferían a los menos puristas Jimmy Reed y Bo Diddley, o al rock and roll de Chuck Berry.

Mientras tanto, Jones embarazaba chicas e iba teniendo hijos: a lo largo de su vida se enteró de seis, así tuvo un hijo con Prudence Hasher, pero pudieron haber sido más. Tan mujeriego como celoso, más de una vez sus novias aparecieron con el ojo morado. Linda Lawrence, una de sus novias, dio a luz a su cuarto hijo, Julian Brian Lawrence.

Julian adoptó el apellido Leitch después de que Linda se casara con el cantante de folk Donovan en 1970. Sin embargo, los testimonios de quienes lo conocieron hablan de su sensibilidad y su fuerte necesidad de afecto. Poseedor de una salud muy endeble durante toda su vida, con frecuencia se atribuyeron sus malestares físicos a su abuso de las drogas y al asma, aunque es probable que haya sido epiléptico sin saberlo.

Entre sus amistades en el mundo de la música se cuentan a Jim Morrison, Bob Dylan, John Lennon, Jimi Hendrix, George Harrison y Steve Marriott.

Introvertido, Jones compuso muchas canciones, pero no solía mostrarlas a sus compañeros de la banda, un poco porque juzgaba que no eran buenas, y otro poco porque el productor Andrew Loog Oldham estaba más interesado en promover al dúo creativo de Jagger-Richards que en oír su material.

Quienes lo han escuchado sostienen que se trataba de canciones románticas, sentimentales, en cierto modo emparentadas con el estilo de Donovan o con Bob Dylan. El aporte del guitarrista a los Stones fue, entonces, un concepto musical enorme que redondeaba los temas, que ayudaba a darles su forma final.

Varios de los riffs de la primera etapa del grupo le pertenecen, así como la mayor parte de los arreglos con instrumentos curiosos para el estándar stone. Él fue la primera persona que tocó la slide guitar en Inglaterra.​ Sin embargo, sus problemas constantes con las drogas y su rechazo hacia las canciones que consideraba comerciales originaron una relación tirante entre él, el dúo Jagger – Richards y Andrew Loog Oldham.

Aftermath fue uno de los álbumes en que más participó. Se sentía cómodo con canciones como “Goin’ Home” -que duraba 11 minutos con 35 segundos- antes que con los más tradicionales hits,

o tocando la cítara en “Paint It, Black“.

Participó activamente, también, en el psicodélico y muy discutido Their Satanic Majesties Request.

Convocado gracias a las gestiones Anita Pallenberg -que fue la protagonista en 1967 compuso y grabó la banda de sonido del filme alemán Mott und Torschabl (también llamado A Degree Of Murder), dirigido por Volker Schlóndorf.

En la tarea lo acompañaron Jimmy Page y Nicky Hopkins en piano. No obstante, casi no participó de las sesiones de Beggars Banquet: en plena grabación partió rumbo a Marruecos. Allí fue a los montes del Atlas para escuchar las flautas de barro que tocaban los músicos de Jajouka. Quedó tan entusiasmado que cuando volvió a visitar Marruecos lo acompañaba un ingeniero de sonido de Olympic Studios.

Entre los dos compaginaron el trabajo de los músicos marroquíes, a veces acompañados por la guitarra de Jones. Él preparó la composición artística de la tapa junto con el diseñador Al Vanderburg y le dio el master, listo para ser editado, a Allen Klein. El productor no se interesó demasiado en el material, pero los Rolling Stones lo editaron tres años después, en 1971, cuando Brian ya había muerto.

El título elegido fue Brian Jones Presents the Pipes of Pan at Joujouka.

Durante la grabación de Let It Bleed, el grupo decidió pedirle que se fuera y él no se mostró en desacuerdo.

Al fin y al cabo, cuando empezaron las sesiones del disco estaba internado en una clínica, con un cuadro de depresión. Su trabajo en el disco, como lo demuestra la ficha técnica, fue por lo demás escaso. Antes de echarlo, el grupo empezó directamente a trabajar con Mick Taylor.

Estas canciones son un ejemplo del gran aporte que Brian hizo en su periodo como Stone: Toca Guitarra slide en “I Wanna Be Your Man“,

Mother’s Little Helper“,

All Sold Out

y “No Expectations“,

guitarra slide y armónica en “Little Red Rooster“,

armónica en “Come On“,

Dear Doctor“,

Prodigal Son“,

2120 South Michigan Avenue“,

y “Not Fade Away“,

 tambura y sitar en “Street Fighting Man

y “Paint It, Black“, órgano en “Let’s Spend The Night Together”,

“Complicated

y “2000 Man“, 

marimba en “Under My Thumb

y “Yesterday’s Papers“,

 flauta en “Ruby Tuesday“, 

saxofón en “Child of the Moon“, 

dulcimer en “Lady Jane“, 

órgano y acordeón en “Backstreet Girl“, 

clave, saxofón y oboe en “Dandelion“,

clave en “Lady Jane“, mellotron en “She’s A Rainbow“,

In Another Land“,

Stray Cat Blues

y “We Love You“,

mellotron y piano en “2000 Light Years from Home“, 

pandero en “Can I Get A Witness“,

mellotron y clave en “Citadel“,

y autoharp en “You Got the Silver“.

Brian Jones falleció la noche del 3 de julio de 1969, cuando aún no había pasado ni un mes desde que Mick Jagger, Keith Richards y Charlie Watts se presentaran en su casa para comunicarle que no seguiría formando parte de The Rolling Stones.

La causa oficial de su muerte fue por ahogamiento, tras sufrir un ataque de asma mientras buceaba en su piscina. La noche de su muerte se encontraban en su casa Anna Wholin, su novia en aquel momento, Frank Thorogood, el capataz de la cuadrilla que trabajaba en las reformas de su casa, y Janet Lawson, amiga de Thorogood. Sobre medianoche, Jones se bañó en la piscina solo. Momentos después, Wohlin lo encontró en el fondo de la piscina, ya muerto, sin que aparentemente hubiera signos de violencia en su cuerpo.

Sin embargo, las circunstancias exactas en que murió Jones han sido fuente de muchas sospechas, y existen todo tipo de teorías conspirativas que afirman que su muerte fue un homicidio y las circunstancias de ello,​ desde ajustes de cuentas con narcotraficantes a los que Jones debía dinero, hasta un asesinato organizado por parte de mafiosos del mundo de la música que veían a Jones como un peligro ya que, al ser expulsado de The Rolling Stones, fue haciendo proposiciones a algunos músicos importantes de la talla de John Lennon y Jimi Hendrix, para formar un grupo con él, lo que hubiera provocado la ruptura de varios contratos, además de multitud de problemas legales.

También se barajó la idea de que esa noche, los obreros de la cuadrilla de Thorogood estuvieron allí de fiesta y bebiendo, y lo ahogaron sin querer con bromas pesadas bajo el agua, incluso que fue el mismo Thorogood el que lo hizo, tal y como él mismo confesó en su lecho de muerte en 1993, confesión que supuestamente hizo a Tom Keylock, amigo y mánager de giras de The Rolling Stones a finales de los años 60, aunque dicha confesión nunca se ha contrastado.

Existe una película del año 2005 titulada Stoned​, protagonizada por Leo Gregory, que narra la vida de Brian Jones y hace hincapié en sus últimos días. En dicha película se muestra que Jones fue asesinado por Frank Thorogood.

A su funeral asistieron por parte de The Rolling Stones Charlie Watts, Bill Wyman y el antiguo mánager de la banda Andrew Loog Oldham, y estuvieron ausentes Mick Jagger, Keith Richards y Anita Pallenberg, la cual había sido novia de Jones. Se celebró en Cheltenham, localidad natal de Jones.

El concierto gratuito que The Rolling Stones dieron el 5 de julio de 1969 en Hyde Park se convirtió en un improvisado homenaje póstumo a Jones, pues fue sólo dos días después de su fallecimiento. El concierto se programó inicialmente para presentar al guitarrista Mick Taylor, sustituto de Jones en la banda.

Documento sin título

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here