Entrevista extraída de la revista impresa en papel LH Magazin

Tras Puraposse se encuentra Aguayiko un pilar importante de Kaotiko. El mundo de la música es difícil, tener una banda como Kaotiko que funciona, que dan sus bolos, que tienen una importante legión de seguidores… ¿Por qué volver a publicar un nuevo disco con Puraposse?

Se vuelve a publicar nuevo disco porque se han trabajado unos buenos temas y no tuvimos ninguna duda de que tenía que ver la luz. En Puraposse los que estamos somos los que más o menos viajamos con Kaotiko en la furgoneta. Todos somos de la familia, uno conduce otro afina las guitarras, otros tocamos… pero al final todos somos de casa. Todo esto del segundo CD surgió a raíz de quedar en el local para hacer meriendas. Entre chuleta y chuleta, cogíamos los instrumentos y nos poníamos a tocar. Con cualquier base que tenía por aquí nos poníamos a darle vueltas y al final salía una canción. De unas cuantas canciones que teníamos, elegimos las que más nos gustaban y al estudio que nos dirigimos.
Yo vivo para la música y aunque tenga a Kaotiko, me gusta mucho componer. Me meto en el local a las 10h de la mañana y no salgo hasta las 20h de la tarde. Tengo tantas canciones que me da para Kaotiko y para Puraposse, así que cuando Kaotiko deja fines de semana libres, los relleno yendo a cualquier lado a tocar.

El disco se abre con el tema “Las calles” esas calles en la cual nos hemos criado muchos. ¿Ha ganado la era digital a las calles?

Sí, creo que los niños deberían de salir más a la calle y dejar las pantallas a un lado un poco. Estar más con los colegas, ir a llamarles al timbre para que bajen a jugar a la peonza o a coger lagartijas.
Creo que no dejan salir tanto a los niños a la calle por miedo. La tele nos mete mucho miedo.. Recuerdo que con 6 años estaba en el río del pueblo intentando pescar y lo único que hacía era llegar mojado a casa y recibir una bronca. Pero esas vivencias creo que fueron lo que nos hizo tener unos principios, valorar lo que tenemos y respetar a los mayores, cosas que a día de hoy brillan por su ausencia en muchas casas. Mucha culpa de todo esto es de la gente que pone las pantallas delante de los niños para que ellos estén más tranquilos. Mientras el niño no llore, no me estreso y encima puedo ver la tele tranquilo…
Así se genera la rueda: los padres ven la tele, cogen el miedo, no dejan salir a curtirse a la calle sus hijos y vuelta a empezar.

¿Hay todavía nervios después de tanto tiempo en el mundo de la música para subirse encima de un escenario?

Siempre hay nervios, eso nunca se me ha quitado del estómago. La primera vez que me subí a un escenario fue en 1996 y siempre me han acompañado, sea escenario grande o pequeño. A más de uno en la siempre me han acompañado, sea escenario grande o pequeño. A más de uno en la banda nos pasa que los nervios y la presión aprietan y casi siempre, antes de poner los pies en el escenario, los ponemos en el baño para descargar todo lo que llevamos dentro, es decir, echamos un buen truño. Habiéndonos quitado un buen peso de encima, subimos algo más tranquilos para arriba.

En muchas ocasiones se ha matado al Rock and roll. ¿Hay ahora un público joven que le guste el rock and roll?

Sí, la hay, y más que va a haber. La base de toda la música que se escucha hoy en día viene del Rock and Roll. La reivindicación en los textos que se usan en el rap y en otros estilos de música empezaron en el Rock y el Punk. La música ha evolucionado, hay más música digitalizada, que por un lado nos ha ayudado a componer más fácil, pero que por otro lado ha perdido la frescura de la improvisación. Están por venir oleadas de Rock and Roll.

El disco comenzó a grabarse en octubre del 2020 y se terminó este año en marzo con una pandemia de por medio. En “Eyacula” se habla de una nueva orden inventada y de una revolución. ¿Cómo se puede terminar con esa nueva orden?

Las órdenes no están en nuestras manos, están en manos de gente que gobierna. Que más que gobernar, lo único que hacen es ser corruptos y cuidar que no les falte de nada en sus mansiones. Hoy, dicen que tenemos que salir con la ropa interior azul y palomas blancas, lo imponen y fuera, ¡a eso lo llaman libertad! Lo que queremos decir es que no se quede la gente en casa, que se estruje el cerebro un poco, que no se dejen condicionar por lo que dice la tele. La tele y algunos medios de comunicación tienen la orden de unos cerdos, de transmitir el mal y crear el pánico, para que así la gente esté acojonada en su casa y no dé muchos problemas.

El disco ha sido grabado por Juki (Kilauea) ¿Por qué elegirle para la grabación de este segundo disco?

Juki es colega de Jokin (batería de Puraposse), tocan juntos en Kilauea. Juki tiene una visión de la música que me gusta mucho, le gusta sacar el sonido del amplificador, sonido a válvula. Para este disco quería que las guitarras sonaran con un poco menos de distorsión que en los discos que venía haciendo anteriormente. Fuimos al local donde ensayan Kilauea. En principio fuimos con la idea de hacer una maqueta para nosotros, y más adelante hacer el disco. Nos gustó tanto el tipo de sonido que sacó Juki, que dijimos ¡esto va para el disco directamente! Sonaba fresco, natural y es justo lo que queríamos. Fue una experiencia muy guapa, muy de local, no parecía que estábamos grabando un disco, estábamos echando unas birras y poco a poco íbamos grabando cosas.

Como en pleno siglo XXI todavía hay partidos políticos, personas que piensan en el racismo, que no creen en la violencia de género, que todavía creen en la desigualdad social para su bienestar… ¿Por qué pensáis que esto sigue sucediendo? ¿Qué se ha hecho mal?

Esto empieza por los cerdos de arriba, que dicen que los homosexuales tiene una enfermedad, que la gente de color son malos y no tienen los mismo derechos… Muchos medios de comunicación son los que enferman a la gente, dando información que dé audiencia, que normalmente son malas noticias. La gente se cree lo que ve y lo que escucha, ¡hay que salir más a la calle y ver lo que se cuece! Desahucios, gente pidiendo para comer… Esto es lo que está pasando en nuestras tierras, está llena de cerdos con distinto collar.

“Sin ausencia” habla de las ganas de ver a los amigos, volver al bar, del barrio, de la necesidad de sonreír… ¿El contacto humano ha sido de lo más difícil que hemos vivido últimamente?

Cada uno en su casa, ha vivido lo que ha vivido. Para cada persona el umbral del dolor está en un lado diferente. Unos se enfocan más en sentimientos, otros en no poder beber una cerveza acompañados de sus colegas. Para unos, su droga era salir a hacer deporte, otros querían salir a comprar droga… cada uno tiene su mundo. Pero creo que lo más duro ha sido que la gente mayor no pueda ver a sus familiares, no poder recibir el cariño de sus nietos, hijos o quien sea. Así que cada uno lleve a su territorio la canción y si le hace pasar un rato un poco mejor o le ayuda a olvidar un poco la mierda que nos han hecho vivir, pues de puta madre.

A veces pienso que esta sociedad se está deshumanizando con tanta digitalización. ¿En el progreso todo vale?

No, todo no vale. En el 1996 cuando grabé el primer disco de Kaos Etiliko “No Hay Agua”, fue cuando empezó la piratería. De este disco se vendieron bastantes copias. Las discográficas ya empezaron a notar que algo estaba sucediendo y que había llegado para quedarse. Efectivamente, el segundo disco de Kaos Etiliko “ Porsupueston” tuvo mucha repercusión, pero ya discos físicos no se vendían. Por otro lado, la digitalización ha facilitado el poder componer solo en casa, programar baterías, meter bases y una infinidad de posibilidades. La llegada de la digitalización creo que ha distanciado un poco a los integrantes de las bandas. Antes nos metíamos en el local todos, tocábamos y lo grabábamos con un radiocasete. Tenías que desarrollar la creatividad, te hacía falta que un batería te estuviera haciendo un ritmo y esto daba pie a que propusiera hacer algún cambio o lo que sea. Hoy en día se llevan las canciones casi hechas al local y solo queda tocarlas. La digitalización es un arma de doble filo, pero como siempre digo, hay que sacar siempre la parte positiva de las cosas.

De estos y más temas es de lo que se habla en este segundo trabajo de Puraposse llamado “Sírvase” ¿Por qué “Sírvase”?

Todo empieza por la portada. Es una portada que la tenía pensada hace mucho tiempo. Va enfocada a muchas cosas, empezando por la gente a la que no le gusta lo que hacemos, ¡que se sirvan de ella para limpiarse el culo! y para la gente a la que le mola y disfruta escuchando nuestra música, ¡que se sirva de notas con droga que grabamos para ellos! Una forma educada de dirigirla a cada persona según lo que le transmitimos. De última hora, añadimos unos labios a la portada. Nos había salido una balada y otra canción habla del el asco que nos dan l@s homófob@s, cuya letra dice: “respeto con cuchillas afila el pintalabios escupe hormonas fuego a discreción”, decidimos dejarlo caer sutilmente con esos labios impresos en el rollo de papel.SÍRVASE todo el mundo, para lo bueno y para lo malo.

Sigue a Puraposse en:

Documento sin título

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí