«Último fin de semana de enero», lo nuevo de Bastien Vivès.

0
544

Autor: Bastien Vivès / Editorial: Diábolo Ediciones

En honor al título, cualquier mes es bueno en realidad para leer una nueva historia del todavía enfant terrible del cómic francés Bastien Vivès. Constante y fiel a su estilo único e inconfundible de contar historias y dibujarlas como si las respirase, Vivès vuelve a enganchar con una historia muy francesa ambientada en el evento más destacado de las viñetas francesas: el festival de Angoulême.

Y una vez más, su forma de contar, tan real y fluida, con un trazo más detallado del habitual, te atrapa de la primera a la última viñeta. De modo que hasta la vida de un anodino dibujante de tebeos totalmente plana, repetitiva y de escaso interés, se convierte en un nuevo viaje que sólo suma puntos en la ya extensa lista de títulos imprescindibles del autor.

Después de pequeñas joyas cada vez más maduras en estilo y forma como «Una hermana», que en breve estrenará su adaptación cinematográfica, «La blusa» o «Catorce de julio», Vivès retoma esa lentitud de escenarios de personajes tranquilos tan tipicamente francés que le hizo triunfar con «El gusto del cloro» o «Polina», para contar desde dentro el otro lado de un festival tan popular como el de Angoulême. La excusa, una vez más o, como siempre, una historia de amor. El propio autor lo dejó claro en las primeras entrevistas y declaraciones sobre este nuevo libro: «si no te gustan las historias de amor entre personas, corres el riesgo de enmierdarte leyendo este tebeo».

Así, a lo que asistimos es a la accidentada presencia a Angoulême de Denis Choupin, un conocido dibujante que llega con una apretada agenda de sesiones de firmas, comidas rápidas, encuentros con conocidos del mundillo y promesas de vender originales. Sólo que, como en la vida misma, todo puede cambiar en un sólo segundo, instante éste que aquí toma el nombre de Vanessa, la mujer de un coleccionista de cómics y fan de Choupin. A partir de ese momento, lo que se prometía frío y trabajo se nos desgrana en negros y grises en un paseo por tantas vidas como personajes pasen por delante de cada viñeta.

De este modo Vivès sigue siendo infalible hasta enfrentado al reto de hacer interesante, por unas páginas, la vida del más anodino de los personajes imaginables. Si ya eres seguidor del autor nada te defraudará. Y sí aún no lo conoces, este libro, como cualquier otro de sus títulos, es buena forma de conocer a un artista que siempre sorprende pero, sobre todo, entretiene haciéndote pensar.

Documento sin título

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí