Hoy cumplen años:

1946: Freddie Mercury, cantante, pianista y compositor británico, de la banda Queen (f. 1991).

Tal día como hoy nos dejaron:

1983: Antonio Mairena, cantor español (n. 1909).
2014: Simone Battle (25), cantante estadounidense, de la banda GRL (n. 1989); suicidio.

Freddie Mercury nació en el Shangani Govt. Hospital, de la isla de Zanzíbar, entonces un protectorado británico y actualmente parte de Tanzania, a una distancia de 25 km de la costa de Tanganica, el 5 de septiembre de 1946.

Sus padres, Bomi (1908-2003) y Jer Bulsara (16 de octubre de 1922-13 de noviembre de 2016), eran parsis de la región de Gujarat, parte de la Presidencia de Bombay en la India Británica.​ Tuvo que trasladarse a África a causa del trabajo de su padre, cajero de la Secretaría de Estado para las Colonias. El apellido de la familia proviene del nombre de la ciudad de Bulsar (conocida también como Valsad), en el sur de Guyarat (India). Siendo parsis, Mercury y su familia practicaban la religión zoroástrica y estaban orgullosos de su ascendencia persa.​ La familia Bulsara se había mudado a Zanzíbar debido a una orden recibida por su padre en su trabajo en la Oficina Colonial Británica (como Tesorero del Tribunal Supremo (Korti Kuu) de Zanzíbar). Mercury tenía una hermana menor, Kashmira Cooke.​ A los cinco años empezó a asistir al colegio misionero de Zanzíbar, regentado por monjas anglicanas, aunque la religión familiar continuaba siendo el zoroastrismo.

El 4 de febrero de 1954, a la edad de siete años, fue enviado con su abuela y su tía Sheroo Khory a estudiar al St. Peter’s School,​ un internado de estilo británico para niños en Pachgani, cerca de Bombay, en la India.​ Aquí fue donde empezó a ser más conocido como «Freddie», sobrenombre que también adoptó su familia.

El talento musical de Bulsara fue observado por el decano del St. Peter College, quien escribió una carta a sus padres, sugiriendo que, con el aumento de la cuota mensual, Freddie podría tomar más clases de música.​ Con la aprobación de Bomi y Jer, Freddie alcanzó el cuarto nivel de aprendizaje de piano.​ Durante su permanencia en la universidad, también tuvo sus primeras experiencias musicales, formando junto a cuatro compañeros The Hectics, una banda que actuaba en fiestas o eventos escolares y donde Freddie era el pianista, tocando canciones de Cliff Richard y Little Richard.​ Un amigo suyo de aquella época decía que el cantante tenía «una increíble habilidad para escuchar la radio y reproducir las melodías en el piano».​ Terminó su educación en St. Mary’s School, en Bombay.

Tras haber regresado a Zanzíbar en 1964, a la edad de 18 años, tuvo que mudarse con su familia a Inglaterra a causa de la revolución de Zanzíbar, que estaba socavando la estabilidad política del país, revuelta que dio lugar al nacimiento del estado de Tanzania.​ Así, Bulsara se estableció en una pequeña casa en Feltham, en Middlesex, cerca del aeropuerto de Heathrow, en Londres.​ Freddie continuó su educación en la escuela politécnica de Isleworth (desde 1993 College West Thames); además de sus estudios de arte, en sus primeros años ingleses trabajó en un servicio de cáterin cerca del aeropuerto y en un almacén en la zona comercial en Feltham.

En la primavera de 1966 obtuvo las más altas calificaciones en el examen de arte del Politécnico Isleworth, puntuación que le permitió su admisión a la Escuela de Arte Ealing de Londres;​ donde estudió arte y diseño gráfico, al establecerse en el barrio de Kensington en un apartamento alquilado por un amigo cercano al mercado de Kensington. Paralelamente a sus estudios, Freddie creó una línea de ropa y escribió algunos artículos breves para periódicos londinenses.​ Tim Staffell, compañero de clase en Ealing, era cantante y bajista de Smile, banda en la que también estaban el guitarrista Brian May y el batería Roger Taylor; Staffell intentó, en un primer momento, convencer a Bulsara para que se uniera al grupo como segundo cantante, pero sin éxito.

Poco después de recibir su diploma en la Escuela de Arte Ealing, Bulsara se unió a Ibex, una banda de Liverpool influenciada por Cream.​ Pocos días después de la primera reunión con el grupo, Freddie había aprendido de memoria todas las canciones del repertorio del grupo. Su primera actuación en público como cantante se llevó a cabo en Bolton el 23 de agosto de 1969.​ Dos días más tarde, Ibex realizó un concierto al aire libre en el Queen’s Park de Bolton;​ como consecuencia de esto, los miembros de la banda regresaron a Londres y comenzaron a trabajar con el nuevo cantante en algunas canciones. Este fue un período económicamente difícil, tanto para la banda de Bulsara como para Smile. Los músicos pasaban juntos la mayor parte del tiempo en pequeños apartamentos, a veces durmiendo en el suelo y tocando su música hasta altas horas de la noche. ​Para satisfacer sus necesidades, Bulsara y Roger Taylor, comenzaron a vender ropa usada en el mercado de Kensington. La última aparición oficial de Ibex fue el 9 de septiembre de 1969 en El Fregadero, un pequeño club de Liverpool. Esa misma noche, los miembros de Smile estaban tocando en un club de la misma ciudad. Según algunos biógrafos, Taylor y May invitaron a Bulsara al escenario a tocar algunas de sus canciones.​

En el último mes de 1969, Freddie decidió cambiar de nombre a Ibex, pasando a denominarse Wreckage. Comenzó a escribir para la banda numerosas piezas, entre ellas Stone Cold Crazy.​

Sin embargo, ninguna de las canciones, a excepción de una pista llamada Green, tuvo el éxito esperado, y el grupo se disolvió. Freddie Bulsara comenzó de nuevo a buscar un nuevo grupo y respondió a un anuncio publicado en el Melody Maker de Sour Milk Sea. Los demás miembros del grupo quedaron impresionados por su voz y lo contrataron, desempeñándose tres noches a la semana.​ Escasos meses después, Sour Milk Sea decidió separarse por diferencias creativas.

El primer sencillo de Smile, Earth/Step On Me, grabado en los Trident Studios y publicado en mayo de 1969 por Mercury Records, fue lanzado en los Estados Unidos sin obtener todavía el éxito esperado;​ por esta razón, Staffell decidió dejar Smile.

May y Taylor contactaron entonces con Bulsara, quien se unió a ellos como solista en abril de 1970. A propuesta de Freddie, optaron por Queen como nuevo nombre de la banda. Luego diría sobre esto:

«Era consciente de las connotaciones gay, pero eso es sólo una faceta del nombre».

Al mismo tiempo, Freddie también cambió su apellido artístico de Bulsara a Mercury, debido a que, según sus propias palabras, en la canción My Fairy King, en el verso «Mother Mercury, look what they’ve done to me»,​ cantaba sobre su propia madre.

Consideraba que el nombre Freddie Mercury tenía fuerza.​ El 27 de junio de 1970 presentó a Mary Austin, con quien vivió durante siete años.​ Los tres, junto al bajista Mike Grose, se presentaron por primera vez en público, en Truro, en un concierto a beneficio de la Cruz Roja.​ La banda definitiva se completó en 1971 con John Deacon, año en el cual Mercury y el resto del grupo, con el propósito de ganar más confianza sobre el escenario, afrontaron su primera gira en Cornualles.

En 1972, Mercury, gracias a su formación como diseñador gráfico, diseñó el logo de Queen, a partir del escudo de armas real del Reino Unido, incluyendo en el logotipo los signos del Zodiaco de los cuatro miembros de la banda.​ Al año siguiente lanzaron el primer álbum de la banda, Queen, con canciones grabadas anteriormente en De Lane Lea Studios. Antes del lanzamiento del disco, Mercury lanzó el sencillo I Can Hear Music

y Goin’ Back, respectivamente, versiones de canciones de The Ronettes y Dusty Springfield, con el seudónimo de Larry Lurex.

​A principios de los años setenta, Freddie Mercury comenzó a tener su primera toma de conciencia de su orientación sexual, expresada durante una entrevista en diciembre de 1974 a la revista New Musical Express, donde declaró que era «gay como un narciso». En la mayoría de la década, Mercury usaba ropa de la diseñadora Zandra Rhodes, con el cabello largo y las uñas esmaltadas.

A lo largo de la década, Mercury tuvo una relación prolongada con Mary Austin, a quien conoció gracias a Brian May, y vivió con ella muchos años en West Kensington. A mediados de esa década, tuvo un encuentro amoroso con un ejecutivo de la compañía Elektra Records, que acabó con la relación que tenía con Mary Austin.

Mercury y Austin mantuvieron una cercana amistad a lo largo de los años y el cantante se refería a ella como su única amiga de verdad. En una entrevista de 1985, afirmó:

«Todos mis amantes me preguntan por qué no puedo reemplazar a Mary Austin, pero eso es sencillamente imposible. La única amiga que tengo es Mary y no quiero a nadie más. Para mí, ella es como una esposa. Para mí era como un matrimonio. Confiamos el uno en el otro, eso me basta.»

Escribió muchas canciones sobre Austin, entre las cuales se destaca Love of My Life. Mercury fue además el padrino del hijo mayor de Austin, Richard.

A principios de la década de los 80, Freddie presentó su nuevo aspecto en la portada de Play the Game ya que se cortó su larga melena dejándose el pelo corto y dejó crecer su bigote, lo que le daría un aspecto único.

Hacia 1985, Mercury inició otra relación de larga duración con un peluquero llamado Jim Hutton, el cual descubrió en 1990 que era portador del VIH y vivió con Mercury los últimos seis años de la vida de este.​ Hutton falleció de cáncer de pulmón el 1 de enero de 2010.​

Pese a haber cultivado una personalidad muy extravagante, Mercury era una persona tímida y reservada, especialmente con los que no conocía bien.​ Además, solía conceder pocas entrevistas. Una vez dijo de sí mismo:

«cuando estoy en el escenario soy muy extrovertido, pero por dentro soy completamente diferente.»

Sin duda, el gran revulsivo de su carrera en la década de los 80 fue el legendario concierto benéfico del Live Aid 1985, organizado por Bob Geldof para recaudar fondos contra la hambruna que asolaba Etiopía por aquellos años.

Tanto Mercury como sus compañeros de Queen atravesaban un bache profesional desde el álbum Hot Space de 1982.

En esa época tuvieron enfrentamientos entre ellos, desconfiaban los unos de los otros, sufrieron estados depresivos, y otros problemas, llegando al punto de que Mercury y su obra se vieron seriamente en peligro.

Aun así, en 1984 el grupo consiguió levantar algo el vuelo con el álbum The Works, donde Mercury y su banda se volvieron a reconciliar con sus fans en todo el mundo, firmando un extraordinario trabajo realizado íntegramente en unos estudios de Los Ángeles.

La sombra de su divorcio con Queen y, por consiguiente, la separación del grupo, planeó sobre su cabeza hasta que llegó Bob Geldoff. El músico y activista británico convenció a Mercury y la banda de que, el 13 de Julio de 1985, aparecieran sobre el estadio de Wembley.

Durante algo más de veinte minutos dieron la que se considera por muchos críticos y amantes de la música el mejor concierto en directo de la historia del rock. La fuerza de Freddie Mercury, en estado de gracia, y la brillante actuación del resto de la banda crearon en ese día un antes y un después en la carrera de este carismático músico. La poderosa voz del cantante, su arte con el piano, la guitarra y una gestualidad tanto osada como eléctrica, hicieron del Live Aid un concierto legendario. El padre de Freddie, que seguía el concierto por televisión, le dijo a su mujer «nuestro pequeño Fredd lo ha conseguido», según el relato de la madre de Mercury en un documental de 2006.

Una de las anécdotas del concierto es que Elton John corrió entre los bastidores del estadio de Wembley, contemplando atónito la interpretación de Radio Ga Ga con decenas de miles de personas coreando y entregadas al carisma de Mercury. Es una de las muchas anécdotas de este magistral concierto donde Mercury se consagró como gran artista, y donde él y Queen retomarían su carrera más unidos que nunca y volviendo a los éxitos de sus primeros años.

Al año siguiente, en 1986, Freddie Mercury haría su gira más exitosa con Queen, Magic Tour.

Volvería a brillar, con grandes conciertos por toda Europa, incluida España. A su paso por Madrid, Freddie Mercury y el resto de la banda concederían una entrevista al programa de TVE, Informe Semanal. En ella, Freddie mostró su devoción por la soprano española Montserrat Caballé. En palabras de Mercury, ella «era la mejor».

No tardaría mucho tiempo en llegar a oídos de la propia Montserrat Caballé que, sin dudarlo, se puso en contacto con él, conociéndose en el hotel Ritz de Barcelona. Fue tal la química, que decidieron hacer una canción juntos. Pero ella no quería hacer solo una canción, sino un álbum entero. Y lo hicieron. 1987 sería el año en el que el mundo del rock y la opera se fusionarían, dando a luz un disco grabado entre Londres y Barcelona con el título de Barcelona.

Mercury y Caballé forjaron una gran amistad. Dieron dos conciertos en directo: el primero en Ibiza, en la discoteca Ku; el segundo en La Nit, en octubre de 1988, en Barcelona. La canción Barcelona fue elegida por el Comité Olimpico Español como himno oficial de los Juegos Olímpicos de 1992 que se celebraron en Barcelona.

Según su pareja, Jim Hutton, a Mercury le diagnosticaron sida después de la Pascua de 1987. En aquella época, Mercury dijo en una entrevista que no padecía esta enfermedad.​ Pese a estas negaciones, la prensa británica alimentó rumores sobre esta posible enfermedad debido a la apariencia de Mercury y a que Queen ya no realizaba giras ni conciertos. Hacia el final de su vida, muchos periodistas le tomaron fotografías, mientras que The Sun sugería que estaba realmente muy enfermo.

El 22 de noviembre de 1991, Mercury llamó al mánager de Queen, Jim Beach, para discutir un asunto público. Al día siguiente, se realizó el siguiente anuncio en nombre del cantante:

Siguiendo la enorme conjetura de la prensa de las últimas dos semanas, es mi deseo confirmar que padezco sida. Sentí que era correcto mantener esta información en privado hasta el día de la fecha para proteger la privacidad de los que me rodean. Sin embargo, ha llegado la hora de que mis amigos y seguidores conozcan la verdad y espero que todos se unan a mí y a mis médicos para combatir esta terrible enfermedad. Mi privacidad ha sido siempre muy importante para mí y soy famoso porque prácticamente no doy entrevistas. Esta política continuará

Al poco tiempo de haber redactado este informe, el 24 de noviembre de 1991, Mercury murió a la edad de 45 años. La causa oficial de su muerte fue bronconeumonía complicada por el sida.​ Pese a que no era una persona religiosa, su funeral fue dirigido por un sacerdote zoroástrico. Elton John, David Bowie y los miembros de Queen estuvieron presentes.

Mercury fue incinerado y sus cenizas reposan en algún lugar aún desconocido. Se rumorea que fueron esparcidas por Mary Austin a lo largo del Lago Lemán de Suiza, donde Mercury vivió sus últimos años y donde se halla su monumento conmemorativo, concretamente en la ciudad de Montreux. También se dice que reposan a los pies del enorme roble que corona el jardín de su residencia Garden Lodge, en Kensington, y que quedó repartida también entre varios teatros londinenses; ninguna de estas afirmaciones ha podido confirmarse hasta ahora.​

En su testamento, Mercury legó la mayoría de sus bienes, incluida su casa y los derechos de autor sobre sus canciones, a Mary Austin, y el resto a sus parientes y a su hermana Kashmira.​ Además dejó quinientas mil libras para su cocinero Joe Fanelli y la misma suma para su asistente Peter Freestone y Jim Hutton, y cien mil para su chofer Terry Giddings.​ Mary Austin continúa viviendo con su familia en la casa de Mercury, llamada Garden Lodge, en Kensington.​ Hutton se mudó a Irlanda en 1995, donde murió el 1 de enero de 2010. Escribió algunos libros sobre la vida de su pareja, entre ellos Mercury and Me y Freddie Mercury: The Untold Story, y dio diversas entrevistas para varias publicaciones.

Documento sin título

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here