-Venís desde Barcelona representando lo mejor del folk de tierras gallegas y el rock patrio. ¿Es fácil unificar dos conceptos artísticos tan dispares y tan alejado de vuestro lugar de origen?

Nuestra bandera es el folk-rock, aún así, no hacemos música folclórica galega propiamente. Tanto en “Ultreya” (2017), nuestro primer álbum, como en los demás proyectos que hemos publicado, Galicia tiene una importancia abismal en cuanto concepto y sentimiento y, en alguna canción sí hemos querido evocar al aire melódico del folklore galego, pero no interpretamos temas tradicionales galegos y les metemos rock. La “obsesión” con Galicia nace de un amor incondicional hacia esta tierra, sus leyendas, calles, pueblos y cultura popular. Mi año en Compostela me abrió un universo de inspiración. Cierto que no fue desde la comodidad, sino desde un momento muy complicado en mi vida y, que, por razones de la vida, te dan las fuerzas y el coraje para seguir adelante. De ese momento nace Mitago, a modo de terapia alternativa para el alma. Lo referente a Galicia ha tenido su imprenta marcada en “Ultreya” (2017), el single “Fillos de Breogán” (2019) y, en los próximos trabajos para este 2021.

-El Folk se asocia a la raíz y la raíz a la tierra y a lo simple. Como banda ¿cuál es vuestra base ideológica y que cosas son las que os motivan a nivel personal?

Es una buenísima pregunta Juan. Mitago compone lo que vive y cómo lo vive. Sería francamente difícil hacerlo de otra manera y, por otro lado, completamente artificioso. El arte en general y la música de Mitago la entendemos sólo desde la autenticidad. Lo simple que no sencillo es algo que nos vibra. Hacer las cosas de una forma sincera, orgánica y natural. Tanto la grabación como la producción del tema son las partes que más mimamos. Nos gusta que se sienta al músico. Desde “Ultreya” hemos apostado por una filosofía “setentera” y actualmente seguimos en esa misma línea. Estamos muy cómodos y contentos con los resultados hasta el momento. Nuestra manera de entender el folk es desde la raíz y eso también acompaña a una fuerte vinculación con lo natural, la tierra y la madera. Nos gusta ver a Mitago como una estampa musical de asfalto y musgo. En esa mezcla es donde nos sentimos más nosotros.

-Vuestras canciones están copadas de aires festivos, algo que se agradece mucho en estos tiempos en los que la tierra parece estar reclamando su espacio o al menos infligir una lección al ser humano, que últimamente pasa más calamidades que alegrías. ¿Es este el momento perfecto para vuestra música?

Así es y, al paso que vamos, lo seguirá siendo en los próximos 100 años. La Tierra grita y bandas como Mitago, quizás más en la línea naturalista, estamos sensibilizadas a este llanto. Sin duda, un sentido de vida realizado para Mitago sería el llegar a despertar consciencias con nuestras músicas y líricas y ¡juer! ser más empáticos con un “todo” del que todo nace y al que todo vuelve. La festividad y las ganas de cantarle al sol y bailarle a la luna no las abandonaremos jamás. Mitago está para eso justamente. Para sacar una sonrisa en tiempos como estos. Ahora más que nunca se demuestra que el arte tiene un papel fundamental en la salud de las personas. La música calma, la música alegra, la música es simplemente, vida. Por lo tanto, ahora es el momento perfecto para escuchar a Mitago, sí ¡jaja!

-Ultreya es un saludo muy conocido en El Camino de Santiago y también el nombre de vuestro trabajo debut. Ahora con Vive Ultreya, parece que seguís vinculados a este trayecto que para muchos es una redención espiritual. ¿Qué significa para vosotros?

Un Camino y, nunca mejor dicho. “Ultreya” (2017) fue un disco completamente conceptual entorno al Camino de Santiago. Fue literalmente el origen, tanto de la banda como de una aventura sin precedentes para cada uno de los miembros que la formamos y, las personas y colaboraciones que, de una manera u otra, han pasado por Mitago. El Camino de Santiago es la perfecta metáfora de la vida en sí misma; momentos en los que debes parar, tramos en los que te sientes muy liviano y nada te pesa, relaciones que aportan, otras que es mejor dejar atrás…En fin, creo que el Camino no nos abandonará nunca, aunque y, eso lo anticipo, el próximo trabajo de Mitago no se llamará “Baila Ultreya” ¡jaja!

-Igualmente planeáis acciones relacionadas con el año Xacobeo, que para el que no lo sepa, sucede cada 7 años. ¿En qué consisten estas acciones y como vais a ligarlas con la promoción de este nuevo EP?

Para Mitago este año 2021 es tremendamente importante y, era de esperar muchas sorpresas desde la factoría Mitago. A lo largo del año iremos publicando una serie de microcápsulas de conocimiento entorno al Camino de Santiago desde una perspectiva histórica y cultural en la que también interpretaremos nuestra música en directo. Es una propuesta didáctico-musical que pretendemos llevar, atendiéndonos a los protocolos Covid, a centros escolares, formativos y culturales. Por otro lado, estamos ultimando el próximo himno del Camino de Santiago para este Xacobeo 2021 y es ¡una verdadera locura! Contamos con la participación de colaboraciones musicales y entidades culturales de las localidades por donde pasa el Camino. Ya tenemos fechas para entrar a grabar el siguiente trabajo discográfico de Mitago, nuevamente en Here Comes The Sound y, en nuestra agenda está el poder girar con un show inédito y conceptual, acompañados de nuevo por nuestros hermanos de directo como son Free the Tone y Canopus.

-Mientras que en España tratáis de despegar, en países como México habéis participado en concierto multitudinarios hace apenas unos meses con resultados de audiencia sorprendentes. ¿Qué diferencia hay entre la audiencia latinoamericana y la española con respecto a la forma de entender vuestra música?

“Nadie es profeta en su tierra” o, al menos eso dicen. A saber…la aceptación es algo que se va ganando día a día y, como banda has de ir calibrando el mantener tu esencia y sentido con “lo que pide el público”. Nosotros estamos muy satisfechos en la que línea que trabajamos. Somos lo que somos y costaría cambiarnos ¡jeje! No creo que la diferencia radique en la audiencia sino en la oportunidad y la confianza. Desde festivales mexicanos como el Festival Internacional de Arte y Cultura Quimera (Metepec) y el Santa Catarina Rock Fest (Guanajuato) nos ofrecieron la oportunidad, la cual aprovechamos y estamos tremendamente agradecidos a ambas organizaciones, y nos vieron 14.000 personas, así que, posiblemente no lo hiciéramos tan mal ¿no? Quizás estaría bien que, aún ser una banda emergente, los promotores nacionales empezaran a confiar un poquito más en la banda. Se llevarían una grata sorpresa. Pero bueno, te repito, la confianza nos la debemos ganar nosotros y, en eso estamos, día a día, ofreciendo y sacando lo mejor de cada uno para dárselo enteramente al público que son nuestros verdaderos jefes.

-Rara vez suele verse a una banda sacando un EP en directo y además utilizar canciones previamente publicadas en vuestro debut ¿Cómo nace la idea de sacar este trabajo?

Nuestra intención fue doble para este EP. Por un lado, nos apetecía muchísimo volver a grabar temas de “Ultreya” (2017) tres años más tarde. La madurez en el sonido y la identidad como banda nos encantan. Es algo en lo que empezamos a trabajar en el primer LP y ahora vemos materializado. La elección de temas fue fácil. “Caminos”, “Azul, verde-marrón” y “Navia” son las tres canciones que más pegada tienen en directo y era imperativo que fuesen estas tres. Por otro lado, “Soy Leyenda” y “Fillos de Breogán” no tuvieron un formato físico en la promoción y, vimos en “Vive Ultreya” la excusa perfecta. Además, “Fillos de Breogán” tiene unos arreglos percusivos que pretendemos llevar al directo y será muy divertido ¡qué ganas!

-Sois una banda que exprime al máximo su creatividad en las entregas audiovisuales, un ejemplo es el video de “Momo”, canción que salió como single independiente el año pasado ¿con qué apoyo contáis para hacer unos trabajos tan interesantes?

Para “Momo” se volcó ciento y su madre ¡jaja! Fue un tema que ya en la propia composición sabíamos que se estaba gestando algo grande, muy grande. Así fue. Las colaboraciones de las percusiones japonesas (Matsuri Daiko), los vientos folkies de Zarach (Lèpoka) y el arte sumi-e de Mitsuru Nagata, hicieron del tema “Momo” algo sin precedentes y único. Tanto que el Consulado General del Japón en Barcelona se hizo eco. Les estamos tremendamente agradecidos. Para la grabación del clip contamos de nuevo con Punt de Gir que supieron captar la esencia y la fuerza de la canción y, para ponerle broche final al tema, participó en los procesos de mastering un grande de la industria como es Stephen Marcussen desde Hollywood, una bestia por la que han pasado artistas como Kiss, Madonna o The Rolling Stones. “Momo” ha sido algo épico.

Siempre pensando en que este año las cosas solo pueden ir a mejor, ¿tenéis pensado presentar este EP en directo?

Sin duda, a la mínima que las autoridades pertinentes lo permitan, tenemos la pretensión de girar, no sólo presentando las canciones del EP, sino mostrando también los temas del nuevo disco que ya están a punto de caramelo ¡jeje!

Sigue a Mitago en:

Documento sin título

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí