Edición Coleccionista del fenómeno manga “Ataque a los Titanes” de Hajime Isayama. Norma Editorial.

0
2168

Todavía lo recuerdo, de verdad. Por razones obvias, como cuando comprabas a veces un disco en vinilo tan sólo por su espectacular portada, la cubierta original del primer tomito de Ataque a los Titanes me llamó desde la estantería de las Novedades de aquella tienda. Después de hojearlo por encima, me convenció de que quería saber de qué iba aquella historia. Da vértigo pensar lo rápido que pasa el tiempo: ya han pasado 12 años desde aquel otoño de 2012 (aunque en Japón se comenzó a publicar en 2009). Por aquella época leía mucho manga gracias a la buena influencia y cómo me había abierto los ojos al género un experto en el género como Jose Viruete. Y la verdad es que cuando leí el primer número de Ataque a los Titanes y, posteriormente los siguientes, supe que había acertado y que, nuevamente desde Japón, alguien era capaz de ofrecernos una historia original, repleta de acción, buenas tramas y aterradora el mismo tiempo.

Lo que nunca pensé, quizás tampoco su autor inicialmente, es que la fórmula e historia de este shônen, orientado a un público adulto joven, rebasaría tantas fronteras y obtendría tanto éxito a nivel mundial. Porque si algo tiene Ataque a los Titanes, hace 12 años y ahora es que su autor, Hajime Isayama, afrontó este relato post-apocalíptico del modo más crudo y realista posible. Si eres de las pocas personas que aún desconoces este manga, imagina un mundo devastado por los propios humanos, completamente diezmados y en minoría, obligados a vivir encerrados en ciudades amuralladas, al que se añade la repentina aparición de titanes gigantescos cuyo mayor objetivo es encontrar humanos para devorarlos vivos. Sin reparos, sin piedad. Planteado así y con una técnica de dibujo oscura y un estilo algo tosco en sus inicios, cualquiera pensaría más en un manga de terror.

Sólo que al tremendo horror a ser devorado vivo, Isayama añadió una poderosa trama que fue creciendo a lo largo de 34 volúmenes: porque los humanos, ocultos en esas megaciudades de murallas concéntricas más altas que los gigantes, se atrevieron en un determinado momento a combatir a los Titanes, creándose un cuerpo de élite capaces de lanzarse a impresionantes luchas aéreas a la búsqueda del único punto débil conocido de tan grandiosos enemigos. A la espectacularidad de estas peleas, a las que asistimos desde el primer momento, Isayama añadió la complejidad de una civilización tan decadente como cualquier sociedad humana que podamos conocer: con estratos sociales injustos que colocan a los privilegiados siempre lejos del peligro y a la población mucho más cerca de morir devorados, Isayama refleja perfectamente todas las miserias humanas que se repiten incluso cuando conocemos todos nuestros errores previos. Traiciones, lucha de poderes, intereses, mentiras… el mundo que dibuja Isayama no es precisamente un lugar idílico. Por suerte ante la adversidad nacen siempre los héroes. Y en Ataque a los Titanes tenemos a Eren, Mikasa y a muchos otros capaces de sacrificarlo todo por ayudar o salvar a los demás ante tan terrible y casi imparable amenaza. Eso sí, prepárate a que Isayama no deje de sorprenderte a cada capítulo, y no siempre con giros agradables de su formidable guión.

Como suele suceder en tantos casos en que las buenas historias obtienen el reconocimiento que merecen, Hajime Isayama pasó de ser prácticamente un desconocido en 2009 a convertirse su obra en una de las más emblemáticas del manga contemporáneo. El fenómeno, como decíamos, llegó a los 34 volúmenes publicados y a la friolera cifra de más de 110 millones de copias vendidas en todo el mundo. Para que os hagáis una idea del éxito real incluso en nuestro país, en apenas 12 años, el número 1 de la edición de Norma Editorial va por su 15ª edición.

La obra ha logrado numerosos premios a lo largo de su imparable trayectoria, como el de Mejor Shônen en los premios Kodansha de 2011. Mención aparte, de forma natural, merecen las obvias adaptaciones del manga original a todo formato aprovechable para explotar el filón: una serie televisiva animada de varias temporadas aún en emisión, diversas adaptaciones a la gran pantalla e incluso de imagen real, varios spin-off, novelas ligeras, videojuegos y todo tipo de merchandising oficial. Norma Editorial, que nos descubrió Ataque a los Titanes en España, ha publicado de forma íntegra el manga original, pero también su precuela Antes de la caída y el spin-off No Regrets, aparte de diversas novelas y guías para deleite de toda una legión de seguidores.

Por eso era inevitable que Norma se hiciese eco también de la mejor forma de celebrar el continuado éxito de este manga con esta cuidada edición integral que ha comenzado a editarse recientemente y que aglutinará los 34 volúmenes originales de Ataque a los Titanes al completo en 11 tomos triples en una edición de lujo con tapas duras y en formato kanzenban, con cubiertas exclusivas e incluyendo las páginas originales a color con los que se inician muchos capítulos.

SOBRE EL AUTOR

HAJIME ISAYAMA

Tras haber pasado por el programa de diseño de manga en la Kyushu Designer Gakuin, ya en el año 2006 presentó una versión corta del manga que se convertiría en un éxito mundial, Ataque a los titanes, al premio MGP de la revista Grand Prix de Kodansha, en el que obtuvo un premio menor a pesar de las críticas que recibió a su estilo. Sin embargo, esto no detuvo su ansia de publicar su obra y desde los 20 años, momento en que se mudó a Tokio, compaginó su trabajo en un cibercafé con su empeño en convertirse en mangaka, y gracias a esto, en 2008 presentó con éxito su manga Heart Break One al premio Freshman Manga de la revista Weekly Shonen Jump. Pero no fue hasta un año después, en 2009, que Ataque a los titanes vio la luz en la revista mensual Bessatsu Shonen. Desde entonces, esta obra ha conseguido numerosos premios y versiones tanto en forma de videojuego como de película.

Documento sin título