«El Arte de Fernando Vicente»: La elegancia recopilada en libro por Norma Editorial.

0
1159

En un mundo en que creativamente hay sitio para todos, hay artistas que viven de las rentas y fama que les otorga su nombre y otros que viven de su trabajo. Fernando Vicente es de los que se declara feliz de ir cada día a su estudio, en el que guarda más de 4.000 dibujos. Ha habido años en que ha realizado más de 380 dibujos. De ahí que este gran libro de 368 páginas en gran formato y cuidada presentación de lujo de 25,5 x 32,5 cm. sea un merecido reconocimiento a la obra de un artista que seguro conocías aunque puede que desconocieses su nombre. Ilustrador en cabeceras referentes como “Madriz”, “La Luna de Madrid” o “El País” desde finales de los 80, Fernando Vicente ha ilustrado para prensa, publicidad, moda, libros e infinidad de carteles. Todos esos aspectos de su vida profesional, incluyendo su obra pictórica o su inmensa galería de retratos, están incluidos, por capítulos, en este escaparate físico y único a la obra de este artista. De hecho resulta imposible no reconocer y recordar la maravilla que sirve de portada al libro, imagen que iluminó la Feria del Libro de Madrid en 2015, el “flechazo lector”. Pero es que son muchas más sus obras que seguro has visto infinidad de veces, porque su discreto y amable estilo repleto de nitidez, luz y colores suaves, no se olvida. Con una extensa entrevista realizada por Jesús Marchamalo a modo de prólogo, este libro es un verdadero regalo a la vista en cuyas páginas perderse como quien lo haría en las salas de un museo del que no quisieras salir.

Los trabajos incluidos en el primer capítulo, «Primera Época», son, en palabras del artista, «dibujos que cuentan mis comienzos, cuando con 18 años empecé a colaborar en el Madriz, La Luna… Son portadas, pósters, muchos de mis primeros trabajo que coincidieron con la movida madrileña. Los veo ahora y en muchos de ellos reconozco una valentía que ahora en ocasiones me falta -las hombreras, los tupés, el estilo ‘picudo’, como alguien lo definió-, y en los que había una voluntad de ser moderno en cada dibujo, cosa que ahora ya no me pasa».

El segundo capítulo, «Ilustraciones de prensa, cubiertas y carteles», explica Fernando Vicente, «recoge mi trabajo de más de treinta años en prensa, fundamentalmente en el diario El País, donde empecé a colaborar en el dominical, ilustrando las columnas de la añorada Almudena Grandes. También ilustro, desde hace quince años, la columna de Mario Vargas Llosa, y en Babelia, donde he dibujado casi cien portadas e infinidad de caricaturas. He incluido también aquí carteles de ferias, portadas de libros y carteles de cine y colaboraciones con diversas revistas».

El tercer capítulo, «Retratos» demuestra la maestría de Fernando Vicente captando con su técnica el alma de infinidad de personajes conocidos: «me gustan mucho los retratos y aquí incluyo dos tipos, unos que tienen un cierto aire de cómic, y otros más caricaturizados, de rasgos más exagerados, aunque sin llegar nunca a ridiculizar al personaje. Son caricaturas de escritores, de las que he hecho más de trescientas, y otros retratos para prensa y revistas, de actores, actrices y músicos, fundamentalmente intérpretes de jazz o de la chanson francesa».

El capítulo cuarto recoge bajo el título de «Moda» colaboraciones incluso más curiosas: «el mundo de la moda siempre me ha interesado mucho, y me ha resultado tremendamente inspirador. Durante años compraba dos o tres revistas de moda cada mes, y he colaborado en algunas de ellas: Vogue, Cosmopolitan o Gentleman… En esta sección muestro una selección de estos trabajos. También algunas ilustraciones de las carpetas que hacía para Roberto Verino y láminas para el Museo del Traje«.

El quinto capítulo, titulado «Pin-Up» es uno de los muchos puntos fuertes de Fernando Vicente. Por algo ha editado libros exclusivamente dedicados a esta temática que él explica así: «Pin-Up significa textualmente ‘para colgar’ y eran, efectivamente, carteles y calendarios que los soldados colgaban en sus taquillas. Colecciono, desde siempre, estas pin-ups de los años cincuenta a sesenta y, dejándomes llevar por mi pasión, he hecho dos barajas y dos libros de estas chicas que, en muchos casos, me llevo al mundo de la moda y que procuro que no sean dibujos groseros, que los pueda ver mi madre, digo a veces en broma». Cualquier aficionado al cómic residente en Madrid reconocerá y recordará ahora la infinidad de carteles que ha realizado el autor para la conocida tienda de cómics Elektra.

El capítulo sexto se titula «Ilustraciones para libros» y, en palabras del autor, «es una de las facetas de mi trabajo en las que me encuentro más a gusto. Llevo quince años ilustrando libros, una actividad que coincide con el nacimeinto de una serie de editoriales independientes que empiezan a publicar libros ilustrados para adultos. Hablo de Nórdica, por ejemplo, o Reino de Cordelia, con las que he publicado varios títulos, también con Alfaguara. Suelo ilustrar muchos textos clásicos –Drácula, Holmes, Peter Pan-, y mucho libro romántico también. Acabo de terminar, por ejemplo, Lo que el viento se llevó«.

Llegados al capítulo siete, «Obra Pictórica», asistimos a un rincón especial en la trayectoria profesional del artista, como él explica: «incluyo aquí una selección de mis pinturas. Una actividad que he mantenido durante treinta años, con mucha voluntad, mientras he vivido del trabajo de ilustrador o del publicitario. Son mis series de máquinas, mapas, anatomías y ahora estoy pintando retratos de personajes inspirados en el mundo renacentista, y geishas… ¡Y acabo de descubrir el óleo!»

El capítulo octavo, titulado «Foto Ilustración» son, como explica el artista, «trabajos realizados con mi amigo Paco Navarro, al que conocí trabajando en el mundo de la publicidad. Imágenes en las que él hace una fotografía, que previamente hemos planeado juntos, y yo relleno los fondos. Es algo que me divierte mucho porque es como tener un pie en el mundo glamuroso de la fotografía de mosa; ese mundo de las sesiones de fotos, los modelos, los focos, porque el del estudio es un trabajo muy solitario».

Y por último, el capítulo noveno concluye este increíble viaje visual de más de 260 páginas con un recorrido fotográfico el estudio de Fernando Vicente que, como su propia obra, nos acoge en un universo único de color y miles de horas frente a lienzos y pinceles.

Fernando Vicente

(Madrid, 1963) Sus primeros trabajos como ilustrador aparecieron en la primera mitad de la década de los 80, en plena movida madrileña, en las revistas Madriz -donde publicaría de forma continuada tanto en el ámbito de la ilustración como de la historieta- y La luna de Madrid. Tras este primer periodo, durante cerca de una década dejó de lado la ilustración como su principal actividad profesional, para pasar al sector de la publicidad, donde sería director de arte en diversas agencias.

De vuelta al mundo de la ilustración, desde 1999 hasta la actualidad publica asiduamente en el diario El País y sus diversos suplementos, siendo de especial importancia sus colaboraciones en el cultural Babelia.​ Gracias a este trabajo ha ganado tres premios Award of Excellence de la Society for News Design. Sus diseños han aparecido también en revistas como Europa Viva, Ronda Iberia, Lápiz, Rock de Lux, Vogue, Playboy, Gentleman, Letras Libres, Interviú, Cosmopolitan o DT.


Además de su trabajo para prensa diaria y revistas, ha realizado portadas de libros y discos, así como las ilustraciones de más de una veintena libros, tanto dirigidos al público infantil y juvenil como a adultos. En 1984 expuso por primera vez sus trabajos en la Galería Moriarty y en el Festival de Cómic de León. Desde entonces ha participado en multitud de exposiciones, tanto colectivas como individuales, siendo especialmente destacable la muestra retrospectiva Universos (2011).

Su obra está recogida en los volúmenes Los pin-ups de Fernando Vicente (2004, Dibbuks), Literatura ilustrada (2007, Ediciones Sins Entido y Diputación de Sevilla), Portraits (2009, Blur Ediciones), Portadas (2010, Brandstudio Press), Universos (2011, Ayuntamiento de Palma de Mallorca y Caja de Ahorros del Mediterráneo), Artbook (2014, Ominiky Ediciones) y Fernando Vicente (2014, Roads Publishing).

Documento sin título

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí