“La reina de Babilonia”: vuelve el Corto Maltés del siglo XXI de Martin Quenehen y Bastien Vivès. Norma Editorial.

A la espera de una nueva entrega de la línea más clásica del legendario personaje de Corto Maltés que los veteranos autores Juan Díaz Canales Rubén Pellejero mantienen más vivo que nunca, el éxito de su versión más moderna, personalizada en los nombres de Martin Quenehen y Bastien Vivès nos ofrece una segunda aventura de otro Corto Maltés, bien diferente, tras el éxito indudable y merecido de su primera incursión en este universo único con Océano negro. En el momento de ese primer álbum, la reacción de toda una nueva generación de medios, periodistas y público fue unánime y no hubo quien no se rindiera a la agilidad narrativa de Martin Quenehen, durante mucho tiempo periodista dedicado a hablar de cómics en radio, junto al incombustible trazo único de Bastien Vivès, un dibujante cuyo impresionante talento se impone al patético intento de la corrección política de callar lo que sus manos son capaces de seguir regalándonos en forma de viñetas.

Logrado el proceso de creación de una segunda aventura del Corto Maltés de Quenehen y Vivès, sigue siendo curioso saber cómo surgió la relación creativa de ambos autores, como bien recuerda el guionista Martin Quenehen: “Nuestra colaboración surgió ¡por un malentendido! Había recibido a Bastien varias veces por sus libros cuando trabajaba en la radio, y durante una entrevista, sobre lo que escribía, respondió que “no le gustaba trabajar con guionistas”. Pero ese día entendí todo lo contrario: ¡escuché “que le gustaría trabajar con guionistas”! Así que fui a verlo al final del programa para preguntarle si podíamos hablar sobre una historia que estaba escribiendo y, obviamente, amablemente me dijo nuevamente que no estaba buscando a nadie. Pero aun así nos sentamos a conversar y le presenté lo que entonces era el embrión de Catorce de julio.

Por su parte, Vivès recuerda y confiesa que dicha colaboración “nació realmente de un encuentro casual. Y además llegó exactamente en el momento adecuado: estaba en una fase en la que sentía que me repetía un poco, y como tenía ese deseo de salir de eso, de avanzar hacia algo más, el encuentro con Martin en alguna parte ”desbloqueó” la situación. Teníamos deseos similares, sobre todo por los thrillers, y yo necesitaba otra voz, otra perspectiva que me hiciera sugerencias, pero también investigar para poder concentrarme principalmente en el dibujo y la puesta en escena”.

Prescindiendo en esta nueva aventura de las páginas de color que sí incluía Océano negro, La reina de Babilonia nos sumerge en otra extensa historia en un formato de nuevo más pequeño que el habitual europeo, donde Corto da sus primeros pasos en Venecia, esa ciudad tan presente e importante en la mente y páginas a las que dio vida Hugo Pratt en su día. En una situación que rasgará las vestiduras de los fans cerrados a las posibilidades del personaje, Quenehen y Vivès dan rienda suelta a uno de los rasgos que en realidad siempre definieron al personaje: su magnetismo físico. “Sabía que estaba abordando el personaje masculino más sexy (y creo que son bastante raros) en los cómics -recuerda Bastien Vivès sobre su forma de dibujar a este peculiar héroe-, el que inspira la mayor fascinación y deseo en los lectores. Lograr mantener esta aura en cada panel, asegurando que cada vez que nuestros ojos se posen en Corto, podamos encontrarlo profundamente deseable, fue todo un desafío. Porque quería que la gente quisiera parecerse a Corto. Por supuesto, está su físico, su actitud. Pero también me gustaría que pudiéramos apreciar su forma de comportarse, cómo maneja con naturalidad su propia sensibilidad, cómo expresa su empatía…”

Una fiesta en un yate privado a finales de 2002 en la siempre excesiva Venecia, acompañado de una nueva protagonista femenina, pone rápidamente en evidencia que, aún situado en este siglo, la sangre pirata que fluye por las venas de Corto Maltés une su destino a un curioso grupo formado por excombatientes de la cruenta y salvaje guerra en la antigua Yugoslavia. La mujer que se deja acompañar por Corto es Semira, quien nuevamente evidencia ciertas bases del Corto original de Hugo Pratt que Quenehen y Vivès respetan al máximo: “como ocurre con Pratt -reafirma el guionista Quenehen, las mujeres tienen una importancia capital: son el motor de la historia, son ellas las que impulsan a Corto de un extremo al otro del mundo. Las heroínas de Pratt son obviamente extraordinarias y necesitábamos personajes femeninos que estuvieran a la altura de aquellos que habíamos conocido y amado en las aventuras anteriores de Corto. Sin embargo, con Bastien, no teníamos un programa como “así que aquí necesitamos mujeres fuertes, mujeres fuertes, mujeres poderosas, mujeres esto, mujeres aquello…” No, todas las heroínas se impusieron de forma natural”. Ya lo hicieron en Océano negro y de nuevo en La reina de Babilonia, donde la ciega creencia en el amor de Corto por encima de casi cualquier otra cosa se da de bruces con la realidad que retratan personajes como Celo, otro excombatiente con ideas bastante más a ras de suelo como le deja claro a Corto: “El amor es como un puente. Dicen que une a la gente y en realidad solo sirve para que pasen los tanques”.

La apariencia de decrépita alta sociedad festejando el cercano inicio de siglo en realidad es el escenario ideal en el que traficantes serbios, espías croatas y servicios de seguridad iraquíes se dan la mano y nos recuerdan los sangrientos conflictos con los que el siglo XXI demostraba que, lejos de mejorar como especie, parece que queramos precipitar el final de todo cuanto antes: la cruel herida que supuso en la propia Europa el conflicto en la antigua Yugoslavia, unido a los atentados del 11-S que demolieron las Torres Gemelas de Nueva York no son escenarios en los que esté permitido soñar muy alto. Y esta aventura nos lo demuestra bien pronto. Y por mucho que, una vez más, Corto se permita recorrer escenarios tan distintos y distantes a través de viñetas como Venecia, los restos de Sarajevo, Turquía y su ensoñadora Estambul o Irak en su promesa de tesoros de la Antigüedad ya buscados antes por el personaje, lo cierto es que La reina de Babilonia se nos muestra en superficie y fondo completamente acorde a los grises y negros del dibujo de Bastien Vivès, siempre meticuloso en su buscado minimalismo, donde los juegos de luces y sombras que se permite con maestría nos trasladan en este caso a más pesadillas que sueños de ciudades perdidas.

“Siempre le dije a Bastien que para mí él era el nuevo Pratt -afirma tajante Martin Quenehen, así que cuando me habló de este proyecto, ¡claramente me dio mucha calidez! Porque si hay un cómic que importa en mi vida, es Corto Maltés… Cuando era niño, me proyectaba totalmente en el personaje: Corto era el tipo que quería ser, con este encanto, este magnetismo… En resumen, me vinieron a la mente muchas cosas cuando comencé a pensar en una historia sin necesariamente comenzar a releer compulsivamente todas sus aventuras. Sabía que teníamos que ponernos en su lugar para reinvertirlo mejor. Así que empezamos con algunos pequeños cambios, como su gorra de marinero que cambiamos por una gorra de béisbol. Muy rápidamente coincidimos en la idea de comenzar la trama en 2001, que es un año crucial, un punto de inflexión en la historia mundial contemporánea sobre el que ahora tenemos un poco más de perspectiva. 2001 fue el comienzo de nuevas guerras: guerra contra el terrorismo, guerra de la información, guerra económica, guerra tecnológica… Por todo ello, parecía obvio crear un Corto “moderno””.

A diferencia de Océano negro, donde los lugares visitados por Corto aún guardan alguna posibilidad de sorprendernos en este mundo globalizado donde todo se ha explorado, La reina de Babilonia nos centra en una búsqueda muy diferente que también retoma las viejas ensoñaciones al estilo de Hugo Pratt, donde presente y ficción se mezclaban a veces cuando la asfixiante realidad pega duro a los personajes. “Hoy en día grandes espacios vírgenes e inexplorados son bastante difíciles de encontrar -razona Bastien Vivès-, hay grandes espacios en Estados Unidos pero no muy vírgenes e inexplorados, ¿no…? Bueno, partí de esta observación para pensar en la forma, y ​​me decidí por una puesta en escena un poco más compacta de lo habitual, diría yo, un diseño más denso, un poco más franco-belga tal vez… Sin embargo, mantuve paisajes “extensos”, pero es cierto que me pareció relevante expresar esto a través de una división compacta, con viñetas cajas que, efectivamente están muy llenas”. Y aquí de nuevo este dibujante de trayectoria intachable e impecable nos sorprende retratando los ambientes de cada ciudad y rincón de éstas con su dominio de la profundidad, la importancia de los puntos de luz, su forma de esbozar lo suficiente ofreciéndonos la misma sensación que si estuviésemos ante un cuadro de realismo puro. Como Océano negro, La reina de Babilonia es un cómic al que volverás decenas de veces hechizado por esas páginas que, cuando conoces la historia, relees casi a ciegas sin necesidad de más palabras que los diferentes tonos de gris con los que Vivès construye sus propios mundos basados en éste.

Corto Maltés es tan inmortal y duradero como sus aventuras más clásicas. Pero lo cierto es que en un mundo tan perdido por la tecnología, la versión de Quenehen y Vivès afronta en todos los sentidos una visión que pueden disfrutar tanto los aficionados más clásicos, doy fe de ello, como cualquier seguidora o seguidor del impredecible y adictivo dinamismo visual de Bastien Vivès, que Martin Quenehen explica a la perfección: Bastien y yo obviamente tenemos una relación muy diferente con las imágenes de Pratt y los autores de esta generación. Y aunque el cómic y el cine son medios con sus propias particularidades, existe una gran porosidad entre las dos formas de expresión. Pratt era, por tanto, el heredero de una tradición del western, así como del cine negro de los años 40. Nosotros somos hijos del cine de acción de los años 80 y 90; eso es lo que no me gustaba de Catorce de julio al presentar el proyecto como el “encuentro entre el cine de Bruce Willis y el de Éric Rohmer” Creo que esto también se siente en nuestras escenas de acción, sobre las cuales discutimos mucho entre nosotros porque eran muy importantes en nuestro montaje. Una buena película de aventuras pasa necesariamente por escenas de acción espectaculares. Bueno, ocurre lo mismo en un buen cómic de aventuras: hay que encontrar grandes momentos de acción, y con Bastien nos propusimos ofrecérselos a los lectores”.

Sirviendo de inicio a un pequeño dossier extra profusamente ilustrado por dibujos a color, estudios de personajes e incluso la espectacular ilustración completa que sirvió de cubierta para la edición en rústica con solapas en Francia, esta compacta edición de tapa dura incluye las interesantes y agridulces reflexiones de Jean Hatzfeld, periodista y escritor francés, corresponsal de guerra en Bosnia y Herzegovina en los años 90, que nos resume claves tan esenciales para entender a los personajes de esta aventura: “La guerra es un momento en el que el mundo deja de ser como era, abundante en esperas y vacilaciones, propicio a encuentros extraordinarios, rico en amistad. Lo contrario de la posguerra, cargada de odio amargo. De los infiernos se puede volver maltrecho, pero también infinitamente más filosófico y escéptico, y tomarse tiempo para meditar sobre todo eso en un barco que te lleva a otro puerto”. Sin duda un colofón de oro a una nueva obra realmente imprescindible si eres seguidor/a de Vivès y Quenehen y más que recomendable si Corto Maltés sigue siendo sinónimo de aventura en tus lecturas.

SOBRE LOS AUTORES

MARTIN QUENEHEN 

Tras estudiar Historia, impartió clases durante varios años y escribió la novela Jours tranquilles d’un prof de banlieue (Grasset). Como productor de France Culture, dirigió numerosos documentales y presentó varios programas (Sur la routeUne vie une oeuvrePing Pong). Sigue escribiendo para la televisión (Sur la trace des faussaires), el podcast (Les Enquêtes du Louvre) y el cómic; junto a Bastien Vivès, ha publicado Catorce de julio, Corto MaltésOcéano negro y ahora regresa con La reina de Babilonia.

BASTIEN VIVÈS

Estudió Artes Aplicadas en el Instituto de Literatura Francesa de Ginebra, luego tres años en la École supérieure d’arts graphiques Penninghen de París y, por último, en los Gobelins, también en París, donde estudió animación. Se le conoce en la red bajo el nombre de Bastien Chanmax, seudónimo con el que tuvo sus primeros éxitos (sobre todo en el foro Catsuka) con el personaje de Poungi la racaille, cuyas aventuras se publicaron en un álbum en 2006. Su primer álbum, Elle(s)fue publicado en 2007 por Casterman bajo el recién creado sello KSTЯ. El siguiente, Le Goût du Chlore, fue notado por la crítica y recibió el premio Revelación del festival de Angoulême en enero de 2009 y el premio Töpffer 2008. Es uno de los autores de Jour du musée (2009), un cómic a cinco manos. En 2010 y 2011, participó en la serie online Les Autres Gens, con guion de Thomas Cadène y que dibujó siete episodios. En 2011, tuvo otro éxito de crítica y público con Polina, que ganó varios premios, entre ellos el Prix des Libraires BD 2011 y el Grand prix de la critique BD 2012. En 2016, se adaptó en una película, Polina, danser sa vie, del coreógrafo Angelin Preljoca. También en 2011 publicó un cómic erótico, Les Melons de la colère. Trabajó junto a Balak Michaël Sanlaville en el manga francés Lastman, cuyo universo fue adaptado al anime y a un videojuego. En 2017, publicó la novela gráfica Une sœur, que cuenta la historia de amor entre dos adolescentes. Este álbum volvió a ser aclamado por la crítica. En 2018, Vivès recibió el Premio Wolinski – Le Point por Le Chemisier.

Nueva edición de “Historias...

El fenómeno de masivas novedades editoriales ni es un...

El hogar no es...

Algunas de las historias más recordadas empiezan por una...

Ocho visiones del “Amore”...

Hacia tiempo que no se cruzaba en mi camino...

Vuelve el “Degenerado” de...

Que determinados libros, novelas gráficas o cómics estén nunca...

“Crónicas de un calzador...

Entre el aluvión de novedades de toda clase que...

Carlos Giménez logra dibujar...

A veces la casualidad o cierta justicia poética son...

LH A Todo Ritmo – Música, Cine, Momentos Históricos viajamos a 1972 y Carmen Molina nos habla de “Madrid en Pausa”

Ha sonado: Sintonía Síbaris “El Gaiá”. Deambulantes. Viajamos al año 1972 que sonaba ese año, qué sucedió, qué películas se estrenaron, los lanzamientos más...

EPISIODIO 10  PACHUCHO en AMOSDECASA – LH MAGAZIN Radio

¡Hola Amosdecasa! ¡Bienvenidos a nuestro hogaradiofónico en LH Magazin Radio! Un nuevo episodio lleno de entretenimiento e interesantes descubrimientos nos espera. Comenzamos la mañana con...

LH: Las Noches De Sergio Carro Con Álvaro Manso

Blanco o negro. Rugoso o suave. De lana, lino o seda. Da igual. Si está su barba, megáfono y elefante, lo vas a ver...

“A Remojo”, primer single y videoclip de adelanto del próximo nuevo disco de Linaje

Es un honor presentaros “A remojo”, primer single y videoclip de Linaje, formación surgida a finales de 2022 fruto de las inquietudes artísticas de Aarón...

LH A Todo Ritmo – “La Magia de la Radio: Voces Jóvenes, Historias Fascinantes”

Los alumnos del campamento Best Teacher tienen una emocionante actividad matutina: aprender a crear un podcast y explorar el fascinante mundo de la radio....

30 años después ve la luz el álbum póstumo de Toño Martín, cantante y compositor de Burning hasta 1983

El legado del rock en español no sería el mismo sin Toño Martín, el icónico cantante y compositor de Burning entre 1974 y 1983,...

Lolo Herrero y Los Equilibristas regresan con nuevo single

Después de ponernos a bailar con ¨Ego¨, los madrileños Lolo Herrero & Los Equilibristas nos presentan el segundo adelanto de lo que será su inminente nuevo...

12-07-2024 Celebramos el cumpleaños de Sharon den Adel, cantante neerlandesa de la banda Within Temptation

Tal día como hoy nacieron 1947: Mari Trini, cantautora española (f. 2009). 1950: Eric Carr, músico estadounidense de la banda Kiss (f. 1991). 1954: Eric Adams, cantante estadounidense, de...

RECprogrÁMATE «Ernesto Noba»

✅En este episodio tuve el privilegio de entrevistar a Juan Ernesto "Noba" Regalado Morales, un destacado licenciado en expresión y producción artística, activista social,...